I CONCURSO FOTOGRÁFICO “Nuestros problemas sociales, los PROBLEMAS FAMILIARES ACTUALES”

La familia es el lugar donde los miembros nacen, aprenden, se educan y se desarrollan. Cuando la familia tiene problemas o tristezas internas, repercuten en todos los familiares debido a su total interrelación.
Algunos problemas actuales como: problemas psicológicos y conductuales, dificultades laborales y/o económicas, convivencia conflictiva con adolescentes, adicciones, problemas de pareja… han de ser reflejadas y mostradas para superar el miedo de enfrentarlos y solucionarlos para poder dejarlos atrás de manera satisfactoria.
Mostrar los problemas y sus soluciones, es el primer paso para normalizar situaciones que están resultando perjudiciales.

Grupo ARAE, con este concurso-exposición, pretende ser una ventana abierta a dichos problemas y plantear las soluciones que han de ser tomadas para poder solventarlos.

Grupo ARAE, con el fin de promover el conocimiento sobre la actividad que desarrolla, convoca la 1ª edición del concurso fotográfico “Nuestros problemas sociales, los PROBLEMAS FAMILIARES ACTUALES”, con el que habrán de ajustarse a las siguientes bases:
  1. PARTICIPANTES: mayores de 18 años y residentes en todo el territorio español.
  2. TEMA: Fotografías que inviten a la reflexión, aumenten la percepción de dicha problemática y favorezcan una actitud responsable ante esta realidad. A través de imágenes originales, estéticas y con encanto que reflejen los problemas sociales siempre y cuando no sean contrarios al derecho al honor, intimidad personal y familiar.
  3. OBRAS: se podrán presentar un máximo de 3 obras de 15x20, impresas en calidad fotográfica. Estas han de ser inéditas y de propiedad del autor/a que las presenta. Podrán ser tratadas a conveniencia del/a autor/a. Han de estar debidamente identificadas con el nombre completo del/a autor/a.
  4. PLAZO PRESENTACIÓN: fecha máxima, 21 de Febrero de 2014, en sobre debidamente cerrado.
  5. ENVÍO: C/ Maldonado, 55, 03181, Torrevieja
  6. JURADO: El jurado estará compuesto por 5 miembros del grupo ARAE. No estará compuesto por familiares directos de los participantes.
  7. PREMIO: Con las 30 mejores fotografías se realizará una exposición itinerante por la provincia de Alicante que recorrerá las localidades de Alicante, Alcoy, Orihuela, Villena y Torrevieja.
  8. USO DE LAS OBRAS: Respecto a las fotografías presentadas al concurso, el Grupo ARAE se reservará el derecho de publicitarlas o reproducirlas, por sí o por terceros, sin limitación de tiempo ni de lugar, citando en todo caso el nombre del autor/a.
  9. ACEPTACIÓN DE LAS BASES: la presentación de una candidatura al Concurso supondrá la automática aceptación del contenido íntegro de las bases que lo regulan. El Grupo ARAE se reserva el derecho a interpretar estas bases, aceptando los participantes, por el mero hecho de participar, dicha interpretación.

Las bases y el formulario de inscripción pueden descargarse AQUÍ.

Colaboran:





“ANIMALADAS” TERAPIA ASISTIDA CON ANIMALES EN ADOLESCENTES CON TRASTORNOS DE CONDUCTA


La terapia asistida con animales es una estrategia de intervención complementaria al tratamiento profesionalizado tradicional que utiliza la interacción con animales como medio para alcanzar los objetivos de un proceso de rehabilitación, reeducación, integración y socialización de una persona.
Puede utilizarse el apoyo de cualquier especie animal siempre que haya una planificación y trabajo previo especializado que adecúe las condiciones de las actividades a las necesidades de intervención. Por lo general el uso más común y por tanto del que más conocemos los efectos, es de la terapia asistida con perros. Hay muchas razones para recomendar al perro como animal terapéutico que sumadas a su accesibilidad y bajo coste económico nos llevan a proponerlo por encima del delfín, el caballo...y cualquier otro.

Los adolescentes con problemas de conducta manifiestan actitudes de impulsividad, agresividad, impaciencia, baja autoestima, conductas de riesgo y desafiantes, dificultades de atención y concentración...lo que suele provocar dificultades en el aprendizaje, fracaso escolar y conflictos en sus relaciones interpersonales tanto con la familia como con el entorno. También pueden generar en el propio adolescente estados emocionales patológicos relacionados con la ansiedad, el estrés y la depresión.

La terapia asistida con perro aporta una experiencia activa, dinámica, basada en un entrenamiento directo de las capacidades más deficientes en la persona para servir de refuerzo y complemento importante de la terapia tradicional generando situaciones de contacto e interacción con el animal que difícilmente pueden ponerse en marcha con otras alternativas terapéuticas:

-EL ANIMAL COMO GENERADO DE ESTADOS DE ÁNIMO: se ha asociado el contacto con animales de compañía a la transmisión de estados de tranquilidad que favorecen las capacidades de atención y concentración. Acariciar un perro, dedicarle tiempo, atendiendo a sus estados procurando descifrar un lenguaje diferente al propio, basado en la comunicación no verbal y la incapacidad de anticiparme a lo que va a hacer genera la necesidad de centrar la atención en él y controlar mis propios impulsos inhibiendo mi comportamiento, lo que se verá reforzado por los beneficios fisicos demostrados en cuanto a reducción de la presión arterial y otros relacionados con la reducción de la ansiedad.

-EL ANIMAL COMO OBJETO TERAPÉUTICO: la utilización de un perro como objeto terapéutico a la hora de trabajar con adolescentes es muy positivo ya que el propio animal abre la puerta a la expresión de sentimientos y emociones que posibilita un intercambio de información que es posible que no se haya contado al terapeuta, y permite reducir niveles de ansiedad, estrés, inseguridad, y profundizar en la terapia. Además puede aportar una mejora significativa en el trabajo de la atención, concentración, la autodisciplina, la autoestima, la sensibilidad, el amor desinteresado, el respeto, la constancia, la perseverancia, la empatía...y otros múltiples campos de aplicación. Tengamos en cuenta que el animal no representa ninguna amenaza para el adolescente y se convierte en un compañero con el que se entabla una relación con cierto grado de complicidad lo que favorece la superación del obstáculo creado en las terapias tradicionales al posicionarse el adolescente en confrontación al mundo representado por los adultos: padres, profesores, terapeutas..etc.

-EL ANIMAL COMO REFUERZO: puede darse también la situación de necesitar un refuerzo en la intervención de aspectos ya trabajados que precisen de un entrenamiento experimental. En estos casos, el perro puede funcionar como modelo o potenciador del aprendizaje. Tareas como cuidarle, alimentarle, cepillarle, asearle, provoca un impacto positivo en el propio autocuidado, así como el entrenamiento en normas de obediencia básica lo genera en la propia autodisciplina...etc.


En definitiva se trata de encontrar vías y canales de comunicación e interacción con adolescentes con conductas problemáticas con el fin de establecer una vinculación emocional que favorezca la consecución de los objetivos planteados en la terapia favoreciendo la motivación, la adherencia y la permeabilidad del adolescente al proceso rehabilitador como los más importantes factores de éxito del tratamiento.

Cande Prats
Diplomada en Trabajo Social

EXADICCIÓN

Últimamente cualquiera puede observar a diferentes personas esperando en un portal, en la parada del autobús o en cualquier otro lugar, que aprovechan ese pequeño momento para chatear con cualquier otra persona a través del móvil. Dicen que “está conectado a la red”. Pero también va más allá, incluso podemos encontrar gente que lo hace mientras camina, dentro del tren, del autobús o hasta en el ascensor del centro comercial.
Esto no queda ahí. Igualmente nos podemos topar con gente que es capaz de hacerlo mientras sube por unas escaleras mecánicas o mientras cruza la calle, apenas sin mirar si pasan vehículos o no, con los riesgos que esto podría llegar a entrañar. No dejemos de lado a la gente que lo hace mientras conduce, aunque lleve manos libres. Pero quizá, lo peor de todo, es cuando estamos entre amigos y alguno de ellos se queda ausente, porque está más pendiente del chat del móvil o de las notificaciones de las redes sociales que del encuentro presencial entre amigos. Los demás podemos ver cómo ríe él solo con su móvil mientras nos preguntamos el porqué de esa extraña sonrisa solitaria. A veces se dignan a compartir un vídeo chorra que les acaban de enviar, si es ese el motivo, aunque no siempre se da el caso de que sea esa la circunstancia y el resto permanecemos completamente ajenos a él. Por si fuera poco, algunos pueden llegar a mostrarse nerviosos si no tienen cobertura o se quedan sin batería, buscando desesperadamente un cargador prestado.
No es por nada, pero hasta hace poco, estas mismas actitudes, incluso con un poco menos, eran consideradas propiamente como una adicción a las nuevas tecnologías. Es curioso cómo cambian las cosas. Ahora es algo normal, que está de moda y además, eres un dinosaurio si no estás al día con esta tendencia, a la que parece que nos arrastra y nos obliga el progreso tecnológico. ¿Es realmente necesario?
Yo no soy de esas personas. Tampoco tengo un móvil de última generación, pero mi terminal es lo suficientemente moderno para permitirme consultar el tiempo y el correo o tomar notas para mis escritos. Esto en ocasiones ha provocado que mi mujer me diese un toque de atención, quizá por hacerlo en uno de esos momentos en que aparece la fugaz inspiración y en los que da la casualidad de que se requiere de mi atención plena con los menesteres de la vida diaria y mis obligaciones como padre. A veces estas pequeñas distracciones mías, que me llevan sólo unos minutos, son suficientes para ganarme ese reproche de mi mujer, una persona que coge el móvil si se acuerda y que al mes gasta menos en él que lo que vale un café. Lo cierto, es que si necesita llamar o enviar un correo, lo hace desde mi teléfono y en ese momento es cuando puedo aprovechar para echarle en cara sus reproches, porque parece ser que ella también tiene esa misma necesidad, aunque sea en menos ocasiones que yo. Que estas pequeñas discusiones lleguen a producirse, da que pensar. ¿A dónde podremos llegar los seres humanos? ¿Nos quedaremos entre las nubes?
Tal vez si los dos estuviésemos enganchados cada uno por su cuenta a esas nuevas formas de comunicación, no se producirían estos leves conflictos. ¿Esto sería bueno o malo?

Daniel Balaguer
Monitor Ocupacional

Centro de Villena

Sede del Grupo ARAE en Villena
(Asociación de Familiares Afectados por las Drogas (AFAD))
C/ Escalona, 4, Bajos
03400
Tel: 965343215 / 691818987





Fotos 1ª Jornada sobre las TICs aplicadas a la Rehabilitación Cognitiva en Adicciones y Salud Mental

El pasado 29 octubre de 2013 tuvo lugar en el Centro de Día AEPA Alzira 2 el primer encuentro entre profesionales sobre las diferentes técnicas existentes en materia de rehabilitación cognitiva para pacientes con déficits neuropsicológicos y que organizó la Fundación AEPA en colaboración de la Unidad de Conductas Adictivas (UCA) de Alzira.
Estas son algunas de las fotografías tomadas en el evento:




Conferencia: "La adicción a las nuevas tecnologías, móvil, wasap, redes sociales, y ludopatías on-line o reales"

El jueves 14 de noviembre a las 18.30, en el IES Enric Valor, Picanya (Valencia)
Conferencia a cargo de David Bisetto Pons, Àngel Latorre y Jero Teruel para padres, profesores y los visitantes polacos del proyecto de intercambio de profesorado entre países de la UE, COMENIUS REGIO TARNOBRZEG, que contarán con traducción de la misma por medio de una interprete.