Debate “EL CANNABIS ¿UNA DROGA INOFENSIVA?

Fecha: 24/11/15
Lugar: Salón de actos del Palacio Cerveró, Universidad de Valencia.
A cargo del profesor Dr.D. Jose Miñarro López.  Debido al aforo limitado es necesario inscribirse a la vuelta de este mismo correo (cendobogani@valencia.es) o por teléfono: 962082006.

13ª Edición Taller de Cannabis: La prevención, su diagnóstico y el tratamiento online

Fecha: Del 11 de abril 2016 a 15 de mayo de 2016
Organiza: Asociación Española de Estudios en drogodependencias (AESED) y la Fundación Universidad –Empresa de la Universidad de Valencia. Financiado por el PNSD
Objetivos: Aprender a reconocer y actuar ante los problemas del uso del cánnabis.
Plazo de inscripción: Hasta el 30.12.2015
Más información: informacion@adeituv.es

http://av.adeituv.es/av/info/index.php?codigo=cannabis_01

XXIV JORNADA SOBRE DROGODEPENDENCIAS: “LA EDUCACIÓN EMOCIONAL EN LA PREVENCIÓN DE LAS ADICCIONES”


FECHA: 11 de noviembre del 2015
HORA: 9:30h
LUGAR: Aula Magna. Facultad de Medicina. Universitat de Valéncia


La Jornada está concebida como una actividad de información y formación dirigida a toda la población. El tema que abordaremos este año lleva como título “LA EDUCACIÓN EMOCIONAL EN LA PREVENCIÓN DE LAS ADICCIONES”.

Para cualquier información pueden contactar en el número de teléfono del PMD: 962082029 o por email: pmdsanidad@valencia.es

MÁS INFORMACIÓN

Una economista analiza la eficiencia del mercado de la droga en la Deep Web


Sólo vemos la punta del iceberg. Debajo de esa red de redes visible que todos los días visitamos con nuestros navegadores normales, en nuestros ordenadores normales, y con nuestros móviles normales, está una red mucho más profunda, más oscura y más misteriosa.

Es la Deep Web, y hace ya tiempo que se ha convertido en el recurso de quienes quieren proteger su anonimato por encima de todo. Eso, unido a la prominencia de la moneda bitcoin ha hecho que el tráfico de drogas haya sufrido una transformación. Una que una economista acaba de intentar analizar.

Allison Schrager escribe en Quartz la historia de cómo conoció a un traficante al que el descubrimiento de la Deep Web y el uso de la moneda bitcoin le había abierto todo un mundo de posibilidades. El ejemplo que todos tenemos en mente es el de Silk Road, ese mercado alternativo que acabó siendo cerrado tras las investigaciones de las agencias de inteligencia de EE.UU.

Por supuesto, no sería el último en aprovechar esas nuevas herramientas: otros muchos aprovecharon dichas alternativas para ofrecer un catálogo de productos que de otro modo serían mucho más complejos de conseguir.

En su investigación esta economista explica cómo el navegador Tor es referente absoluto a la hora de adentrarse en una web que comienza a haber una sorprendente organización de productos de lo más curiosos.

El proceso de compra es relativamente sencillo y está relativamente protegido de curiosos gracias a la criptomoneda virtual, pero los problemas aparecen cuando hay que llevar la mercancía. Ahí, explicaba uno de los que se encargan de transportar la droga -por ejemplo- hay todo un proceso de elección del punto de envío -una casa en la que no viva nadie, pero que no sea propiedad de un banco- y su vigilancia

Lo curioso del caso es que la economista afirma que "como muchos bienes ilegales, el mercado de las drogas no funciona de forma eficiente. Hay grandes disparidades entre los precios, y un gramo en UK cuesta 63 dólares, mientras que en Suecia cuesta 130 dólares". La causa: la asimetría de la información, algo que la Deep Web (a la que también llama Dark Web) sí ofrece a través de calificaciones de productos y vendedores.

Esta experta cree que estas transacciones segmentarán el mercado, algo similar a lo que ocurrió con la prostitución. A través de Internet muchas prostitutas ya no trabajaban para otros, sino que se montaban sus propios negocios online. Aún así el mercado está en plena ebullición, y todo apunta a que incluso "cualquier yonki podría acabar usando la web, y tu vecino podría ser el responsable de un cárter de la droga cualquier día".

Fuente: Xataka


Automovilistas Europeos Asociados (AEA) apoyan una sentencia del Tribunal de Justicia de la UE que avala la exigencia de certificados médicos a conductores condenados por consumo de alcohol o drogas que acrediten "estar limpios" durante un año.

La asociación de conductores se hace eco del caso de una conductora austríaca que fue multada cerca de la frontera alemana con 590,80 euros y la suspensión de su permiso de conducir durante un mes por circular bajo la influencia del cannabis.

Las autoridades alemanas también le informaron de que para volver a conducir por Alemania tenía que aportar un informe médico psicológico que acreditara que durante al menos un año se había abstenido de consumir cualquier tipo de estupefaciente, explica la asociación en una nota de prensa.

Como su permiso estaba expedido en Austria y las autoridades de tráfico de su país sí la consideraban apta para conducir, la conductora recurrió ante un tribunal alemán, el cual elevó la cuestión ante el Tribunal de Justicia de la UE para que determinara si la exigencia germana es contraria a la normativa europea.

La legislación comunitaria obliga al reconocimiento recíproco de los permisos de conducir expedidos en cualquier país miembro.

El Tribunal de Justicia de la UE ha dictado una sentencia que avala la decisión de Alemania de no reconocer la validez de un permiso expedido en otro país miembro a aquellos conductores condenados por circular bajo la influencia de las drogas en tanto no acrediten mediante un informe médico que "están limpios de sustancias estupefacientes".

Lo único que exige el tribunal europeo es que la medida tenga un plazo de caducidad determinado (en el caso de Alemania es de cinco años).

Para AEA esta sentencia abre la puerta a que otros países de la Unión Europea puedan seguir el ejemplo de Alemania que, además de sancionar a los conductores ebrios o drogados, exige certificados médicos que acrediten no haber consumido alcohol o drogas durante un periodo determinado de tiempo para recuperar el derecho a conducir.

Asimismo, ha recordado que el actual Reglamento General de Conductores español contempla la posibilidad de exigir dictámenes de psiquiatras o psicólogos que acrediten periodos demostrados de abstinencia a aquellos conductores con antecedentes de dependencia o abuso al alcohol o a las drogas.

Según AEA, si España decidiera imitar a Alemania, los cerca de 50.000 conductores que cada año son condenados por conducir bajo la influencia de alcohol o drogas tendrían que someterse a revisiones medicas o programas de deshabituación para acreditar que "están limpios de sustancias" si quisieran recuperar su derecho a conducir

Fuente: El Mundo

Drogas: el tiro por la culata


La oferta y la demanda: menos precio cuando hay mayor oferta; y al revés cuando la oferta disminuye. Las incautaciones de drogas ilícitas en la mayor parte de países aumentaron significativamente a lo largo de los últimos años con lo que teóricamente debería haber disminuido la oferta. Simultáneamente, los precios de las mismas drogas, en lugar de subir, bajaron. Una clara indicación de políticas que no funcionan, ya que no cumplen su propósito declarado de disminuir la producción y comercio de drogas ilícitas.
Duras penas, a la vez, se establecen en las leyes penales en varios países no sólo para grandes narcotraficantes sino para microcomercializadores y hasta para consumidores. La pena de muerte es una de las sanciones previstas en algunos países. Esta sanción desproporcionada para los delitos de drogas, se ha extendido en los últimos 30 años mientras la tendencia general en el mundo es la eliminación de la pena de muerte. Así, si en 1979 apenas 10 países tenían establecida la pena capital para delitos de drogas, 20 años después el número de países se ha triplicado, llegando a 36 actualmente.

En las zonas y países en los que esa desproporcionada sanción se ha aplicado más generosamente, en poco o nada ha contribuido a impedir —o siquiera a disminuir drásticamente— el tráfico y oferta de drogas ilícitas. Así, en Irán, por ejemplo, mientras más de 300 ejecuciones se llevan a cabo anualmente por estos delitos, las incautaciones de heroína siguen siendo de casi 30 toneladas anuales mientras el país no deja —ni dejará— de ser el gran espacio de tránsito de la heroína producida en su vecino, Afganistán.

Pero no sólo eso: las estrategias sobrecriminalizadoras no sólo no consiguen su objetivo declarado sino que tienen serias repercusiones en la salud pública, especialmente, en la propagación incontrolada del HIV/SIDA. Gracias a esfuerzos serios y sostenidos en los últimos años, se han conseguido logros importantes a nivel mundial reduciendo en más del 30% la propagación del HIV/SIDA en los últimos 10 años.

En Rusia se marcha aceleradamente en dirección contraria por las políticas sobrecriminalizadoras sobre adictos a drogas inyectables. Al tratarlos como delincuentes —y no como enfermos— empujándolos al uso de jeringas contaminadas y a la marginalidad, esto tiene terribles efectos en la salud pública, en un país en el que hay más de dos millones de adictos a drogas inyectables. La falta de respuestas en el ámbito de la salud pública y la persecución penal a consumidores ha llevado a un aumento de más del 10% anual en el número de infectados con el HIV/SIDA en Rusia. Resultado: la mayor cantidad de adictos seropositivos en el mundo vive en Rusia (21% del total).

En otros países se ha seguido una ruta distinta siguiendo las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud sobre tratamiento a los adictos incorporando la disponibilidad de metadona y de jeringas limpias. Suiza, país pionero en programas de “agujas limpias”, tiene, por ejemplo, el HIV/SIDA bajo control. En otros países, como EE UU, China y Ucrania, programas de esta naturaleza ya se están convirtiendo en cruciales para prevenir su expansión.

Cuando la respuesta a la producción, tráfico y consumo de drogas ilícitas se concentra en lo penal y la sobrecriminalización, sale el tiro por la culata: no se impide ni frena seriamente la producción y tráfico de drogas ilícitas. Pese a que esto está demostrado, no hay una corriente mundial para la revisión de estas políticas que han generado un inoperante camino empedrado de sobrecriminalización. La revisión de políticas es urgente y debería orientar las propuestas que se debatan en abril del próximo año en la asamblea extraordinaria de la ONU sobre drogas que no debería convertirse en un espacio más de desperdiciada retórica.

Fuente: El País

“II JORNADA SOBRE "PERCEPCIÓN DEL JUEGO. EL JUEGO ONLINE: ALTERNATIVA DE OCIO O PROBLEMA SOCIAL

La entrada es libre previa inscripción en el correo: info@fvea.es

El documental de Amy Winehouse, usado para rehabilitación

La triste pérdida de Amy Winehouse ha dejado un hueco en el mundo de la música que será difícil de reemplazar. Su figura se va mitificando poco a poco cuando se cumplen cuatro años desde su fallecimiento, con tan solo 27 años de edad. El documental Amy: The Girl Behind The Name, que se puede ver en los cines y donde se muestra sin filtros cómo las drogas arruinaron su vida, está sirviendo como soporte en terapia de rehabilitación en un centro de Tailandia.

"La historia de Amy es una historia real que refleja los problemas de la sociedad, especialmente en los jóvenes", ha declarado a The Associated Press un portavoz de The Stop Drink Network (la asociación que está detrás de esta iniciativa, junto a The Thai Health Promotion Foundation).    En esta línea, añade: "Cuando Amy sintió demasiada presión, comenzó a beber. No es demasiado tarde para los estudiantes para encontrar sus dones y aprender de sus errores. Amy perdió la batalla, pero estos chicos todavía tienen una oportunidad.

Dirigido por Asif Kapadia, el documental se centra en la vida de la cantante desde sus inicios en el mundo de la música hasta su consagración como diva del soul y su trágica muerte a los 27 años de edad el 23 de julio de 2011. La filmación refleja sin censura la manera en que las drogas fueron convirtiéndose en una adicción para la artista y cómo, finalmente, pudieron con su vida.

Fuente: La Vanguardia

Los peligros de las “drogas legales”


No se han probado, son impredecibles y, en algunos casos, mortales. La expansión de “legal highs” o drogas sintéticas legales se ha convertido en un dolor de cabeza para los gobiernos de toda Europa. Estas nuevas sustancias psicoactivas surgieron en Europa hace de una década. Culpables de decenas de muertes, los que las consumen raramente saben lo que están tomando.
Intentan imitar los efectos de drogas ilegales como el cannabis y la cocaína. Se han identificado cientos de ellas y, aunque muchas han sido prohibidas, otras todavía se venden libremente.
Los expertos advierten de que estos productos de los que aún se desconocen las consecuencias representan un gran riesgo para la salud. ¿Qué se está haciendo para proteger a los ciudadanos?

Fuente: Euronews

101 nuevas drogas inundan Europa en el último año

Nada menos que 101 estupefacientes nuevos inundan el viejo continente en los últimos meses, según refleja el Informe Europeo sobre Drogas 2015, que hace hincapié en las crecientes dificultades de control debido al papel en alza de internet y las redes sociales como formas de distribución de todo tipo de sustancias.
Se venden como «euforizantes legales», una terminología eufemística que atrae a los compradores más indecisos. La proporción de psicotrópicos elaborados recientemente avanza a un ritmo de dos por semana. Una prueba de que las mafias que dominan el negocio necesitan renovar sus productos para captar a los clientes saturados de la cocaína o el éxtasis en sus versiones más conocidas.
El documento, presentado por la UE en Lisboa, retrata que las nuevas drogas se han incrementado un 25% respecto al año anterior, un dato muy preocupante.
El mercado de la heroína vive un retroceso en cuanto a los consumidores que se incorporan por primera vez, pero la producción de opio ha subido de manera considerable en Afganistán y el resultado puede ser un próximo repunte en la circulación de la heroína en Europa.

Alto consumo de cannabis

Pero la droga ilegal más vendida desde Portugal hasta Rusia sigue siendo el cannabis. Tanto es así que 19,3 millones de personas admiten haberlo consumido en el último año.
Su utilización desciende ligeramente en Alemania, España y Reino Unido. Por el contrario, muestra la tendencia contraria en Bulgaria, Francia, Dinamarca, Finlandia, Suecia y Noruega.
El cannabis representa el 80% de las incautaciones y los delitos relacionados con las drogas en Europa, de acuerdo con los indicios apuntados en el informe.
Si nos referimos de manera específica a los estimulantes, la reina es la cocaína: cerca de 3,4 millones de adultos (de 15 a 64 años) confiesan haberla consumido a lo largo de estos doce meses.
«En los datos más recientes se observa un descenso de su consumo. De los países que han realizado encuestas desde 2012, ocho notificaron estimaciones más bajas y tres más altas que en las anteriores mediciones», asegura el estudio.
El comisario europeo de Migración, Asuntos de Interior y Ciudadanía, Dimitris Avramopoulos, comenta al respecto: «El informe muestra que nos enfrentamos a un mercado de las drogas globalizado, que cambia rápidamente; en consecuencia, debemos mantenernos unidos, actuar con prontitud y mostrar determinación en nuestra respuesta ante esta amenaza».
Y prosigue: «Un asunto que me preocupa sobremanera es que Internet se está convirtiendo cada vez más en una nueva fuente de abastecimiento de sustancias psicotrópicas, tanto para las controladas legalmente como las que todavía no están sometidas a control».
Por su parte, el presidente del Observatorio Europeo de Drogas, João Goulão, declara: «La complejidad del problema es ahora mucho mayor. Numerosas sustancias que se ofrecen en la actualidad son prácticamente desconocidas para los usuarios de hace dos décadas. Las fronteras entre las drogas antiguas y las nuevas son más difíciles de establecer, dado que las sustancias nuevas imitan cada vez más a las drogas controladas. Esta perspectiva anual del problema de las drogas en Europa es un elemento valioso como información en la que basar debates sobre políticas en materia de droga en la actualidad. También ofrece importantes reflexiones para las políticas que necesitaremos en el futuro».

Fuente: ABC

Los jóvenes españoles, segundos de la UE en consumo de cocaína y cuartos en cannabis

El consumo de drogas en España da señales de estabilización, una tendencia que se vislumbra durante los últimos años y que contrasta con los crecientes problemas de salud asociados al uso de sustancias estupefacientes. Así se desprende del informe anual elaborado a nivel comunitario por el Observatorio Europeo sobre Drogas y Toxicomanías (OEDT), basado en las estadísticas nacionales de cada país recogidas en 2013.
El número de españoles de entre 15 y 34 años que consumió al menos una vez cocaína en los doce meses anteriores a la encuesta se situó en el 3,3%, tres décimas menos que un año antes. Un porcentaje notablemente superior a la media europea (1,9%) y solo por detrás de Reino Unido (4,2%).
En el caso del cannabis, la proporción de personas de esa edad que probaron esta sustancia en los últimos doce meses se mantuvo en el 17%, exactamente la misma cifra que en el informe de 2014. El país continúa en el grupo de cabeza de la clasificación europea en esta categoría (la media comunitaria es del 11,7%), pero por detrás de Francia, República Checa y Dinamarca.
El número de españoles de entre 15 y 34 años que probaron anfetaminas en los doce meses pasados fue del 1,2%, una décima más que en el informe anterior, y los que consumieron éxtasis se situaron en el 1,5%, lo que también refleja una subida de una décima. En estos dos últimos casos, el país presenta porcentajes similares a las medias europeas. Los datos reflejan una caída significativa si son comparados con los valores recogidos a lo largo de la última década, y reflejan un retroceso coincidiendo con el estallido de la crisis económica -a partir de 2008-, lo que según los expertos puede deberse al descenso de la renta disponible de los consumidores "recreativos".
Sin embargo, las estadísticas que incluye el informe anual del OEDT muestran una subida generalizada en comparación con el estudio de 2014 en los adultos —entre 15 y 64 años— que reconocen haber probado alguna de estas drogas al menos una vez en su vida. En cocaína el porcentaje subió del 8,8% al 10,3%, en cannabis pasó del 27,4% al 30,4%, en éxtasis se incrementó del 3,6%al 4,3% y en anfetaminas aumentó del 3,5% al 3,8%. Un centenar de drogas nuevas, a un ritmo de dos por semana El organismo europeo dedicado a estudiar el consumo de drogas en el continente advirte además del continuo aumento de las llamadas "nuevas drogas", así como del papel cada vez más relevante que juega Internet en la compraventa de estupefacientes.
Los especialistas destacan la proliferación de sustancias "que no están bajo el control de la legislación internacional producidas con la intención de imitar los efectos" de drogas conocidas, cuya persecución supone un reto para las autoridades. Así, el observatorio detectó durante el año pasado un total de 101 nuevas sustancias psicotrópicas (esto representa un 25% más que el año anterior, cuando fueron 81), en una tendencia claramente alcista en los últimos años.
Con las nuevas sustancias, el observatorio europeo de drogas —que lleva 20 años monitorizando el mercado— tiene ahora bajo su radar un total de 450 sustancias, la mitad de las cuales se han descubierto en los últimos tres años. Dos grupos de drogas copan la lista de nuevas sustancias: catinonas de síntesis (31 sustancias) y los cannabinoides sintéticos (30 sustancias), que habitualmente se ponen a la venta como sustitutivos legales de estimulantes y cannabis.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2480455/0/drogas/europa/memoria-emcdda/#xtor=AD-15&xts=467263
Con las nuevas sustancias, el observatorio europeo de drogas —que lleva 20 años monitorizando el mercado— tiene ahora bajo su radar un total de 450 sustancias, la mitad de las cuales se han descubierto en los últimos tres años. Dos grupos de drogas copan la lista de nuevas sustancias: catinonas de síntesis (31 sustancias) y los cannabinoides sintéticos (30 sustancias), que habitualmente se ponen a la venta como sustitutivos legales de estimulantes y cannabis.
Cada vez más países recogen en sus estudios sobre prevalencia del consumo de drogas las nuevas sustancias. En la mayoría de países de la UE, la prevalencia del consumo de estas sustancias parece ser bajo. Sin embargo, incluso el escaso uso de estas sustancias puede ser una preocupación, debido a la severa toxicidad de algunas sustancias, advierte el observatorio.
El problema para las autoridades con las "nuevas drogas" es la velocidad a la que los productores introducen pequeños cambios en su composición química, por lo que una vez ilegalizadas ya existen otros productos similares en el mercado que no figuran en la lista de sustancias prohibidas, lo que obliga a reiniciar el proceso. Como ejemplo, el estudio del Observatorio Europeo señala que del centenar de sustancias detectadas en 2014, 13 "no encajan fácilmente en ninguno de los grupos bajo control" y 4 más "se usan como sustancias activas en medicamentos" por lo que a priori son legales. "Hay pruebas de que las nuevas sustancias psicotrópicas han funcionado como sustitutivos comerciales en momentos de baja disponibilidad y calidad de drogas ilegales establecidas", afirman los especialistas, que atribuyen la popularidad que obtuvo la mefedrona a estos factores. De acuerdo con la información recabada hasta el momento, los productos químicos utilizados para su fabricación son mayoritariamente importados del extranjero, aunque "cada vez se elaboran más productos en Europa en laboratorios clandestinos y se venden directamente en el mercado".
El mercado en Internet
Otra de las alertas del documento es la aparición de "cibermercados" de droga, muchos de ellos sólo accesibles a través de "un software de cifrado" en los que se utilizan monedas virtuales, como Bitcoin, lo que dificulta su control y seguimiento. El observatorio destaca la identificación en la última década de 650 sitios webs de venta de euforizantes. Sin embargo, ahora el reto lo presenta la web accesible solo con software cifrado, indican los expertos. En esta red (deep web, thor o dark net) se intercambian bienes de forma anónima. El informe también destaca el papel cada vez más activo que las redes sociales y las aplicaciones móviles juegan en los mercados de las drogas, ya sea en su comercialización, intercambio de información, opinión y experiencias. "Es posible que los cibermercados se conviertan en un eje importante de nuestra actividad de supervisión en el futuro", sentencian. "El crecimiento de los mercados de drogas virtuales plantean grandes desafíos a la hora de hacer cumplir la ley y las políticas de control de drogas", dice el informe. "Los actuales modelos de regulación tendrán que ser adaptados para un contexto global y virtual", indica el informe europeo. La heroína entra por el sur 
El informe destaca a su vez una reducción en la demanda de tratamiento y en los daños relacionados con la heroína, aunque preocupan varios indicadores del mercado. La ONU estima un aumento sustancial en la producción de opio en Afganistán, el país que suministra la mayor parte de la heroína consumida en Europa. Por tanto, es posible que se produzca un efecto dominó y es motivo de preocupación el aumento de las estimaciones de pureza de la heroína disponible en Europa. Según los últimos datos, en algunos países en los que se ha observado tal aumento, ha crecido también el número de muertes por sobredosis. En todo caso, hay pruebas de innovación en la oferta de heroína en los mercados europeos y cabe la posibilidad de un resurgimiento de esta droga. Entre los signos de cambio en la oferta se encuentran la detección de nuevos laboratorios de elaboración de esta droga en Europa y las pruebas de una adaptación en las rutas de tráfico y en el modus operandi de los grupos delincuentes. Continúa preocupando el tránsito de heroína de Pakistán y Afganistán hasta Europa a través de África. Cualquier posible aumento en la disponibilidad de heroína debe analizarse en el contexto del estancamiento general en la demanda de esta droga, puntualiza el observatorio europeo. El cannabis, lo más consumido
Se estima que casi una cuarta parte de la población adulta de la Unión Europea, más de 80 millones de personas, han probado drogas ilegales en algún momento de su vida. La más consumida en Europa sigue siendo el cannabis. La prevalencia del consumo de cannabis es aproximadamente cinco veces superior a la de otras sustancias. El informe señala que 79 millones de europeos lo han probado y que un 1% lo consume a diario. Según el observatorio, uno de cada diez jóvenes europeos lo ha consumido en el último año. El cannabis también representa el 80% de todas las incautaciones de droga en Europa (49% la marihuana y 28% el hachís), la mayoría en España según el estudio del OEDT, que incluye datos —mayoritariamente de 2013— de los 28 países de la Unión Europea más Turquía y Noruega. Además, la producción y el tráfico de cannabis son cada vez más importantes desde el punto de vista de la actuación de los cuerpos y fuerzas de seguridad, dada la creciente implicación de la delincuencia organizada, destaca el estudio. Los nuevos datos muestran asimismo una importancia creciente del cannabis en los sistemas de tratamiento de la drogodependencia en Europa, habiendo aumentado el número de demandas de tratamiento. El aumento lo achacan a que en algunos países el sistema de justicia deriva a los infractores por cannabis a tratamiento. En el capítulo de las estadísticas de incautaciones de droga, España sobresale en los kilos de hachís, siendo el primero de los treinta países fiscalizados, con 319 toneladas incautadas, más de la mitad del total (560.303 kilos). También es la primera nación en incautaciones de cocaína, con 26 toleadas.

Fuente: 20 minutos
El número de españoles de entre 15 y 34 años que consumió al menos una vez cocaína en los doce meses anteriores a la encuesta se situó en el 3,3%, tres décimas menos que un año antes. Un porcentaje notablemente superior a la media europea (1,9%) y solo por detrás de Reino Unido (4,2%). En el caso del cannabis, la proporción de personas de esa edad que probaron esta sustancia en los últimos doce meses se mantuvo en el 17%, exactamente la misma cifra que en el informe de 2014. El país continúa en el grupo de cabeza de la clasificación europea en esta categoría (la media comunitaria es del 11,7%), pero por detrás de Francia, República Checa y Dinamarca.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2480455/0/drogas/europa/memoria-emcdda/#xtor=AD-15&xts=467263

La UE detecta un aumento constante de nuevas drogas y la aparición de 'cibermercados'

El organismo europeo dedicado a estudiar el consumo de drogas en el continente ha advertido del continuo aumento de las llamadas "nuevas drogas", así como del papel cada vez más relevante que juega Internet en la compraventa de estupefacientes.
En el informe anual del Observatorio Europeo sobre Drogas y Toxicomanías (OEDT), con sede en Lisboa, los especialistas destacan la proliferación de sustancias "que no están bajo el control de la legislación internacional producidas con la intención de imitar los efectos" de drogas conocidas, cuya persecución supone un reto para las autoridades.
Alerta además de la aparición de "cibermercados" de droga, muchos de ellos sólo accesibles a través de "un software de cifrado" en los que se utilizan monedas virtuales, como Bitcoin, lo que dificulta su control y seguimiento. El documento informa sobre el creciente uso por los narcotraficantes de la llamada "Deep Web" (web profunda), vocablo utilizado para definir ese espacio en Internet "invisible", al que no se puede acceder mediante motores de búsqueda convencionales y que ya es utilizado por diferentes grupos delictivos.
Así , existen "criptomercados de drogas como Silk Road, Evolution y Agora", donde sólo se puede entrar "mediante el uso de un software cifrado que ofrece un alto grado de anonimato". "Al igual que en otros cibermercados como eBay, se ofrece a vendedores y compradores una infraestructura para realizar las transacciones y la prestación de servicios", que incluye incluso una valoración de quienes participan realizada por los propios usuarios y foros de debate. Después se usan envases camuflados para facilitar el transporte de pequeñas cantidades a través de los canales comerciales establecidos.
"El crecimiento de los mercados virtuales de droga supone un gran reto para las autoridades (...)", según reza el texto, que recuerda que "fabricantes, proveedores, minoristas, servidores de las web y los servicios de pago se reparten en diferentes países". "Es posible que los cibermercados se conviertan en un eje importante de nuestra actividad de supervisión en el futuro", sentencian.

Cambios constantes para burlar la ley

En Internet se comercializan también las llamadas "nuevas drogas", que han crecido "rápidamente durante la última década" pese a que su consumo "parece ser limitado". De hecho, en 2014 se detectaron 101 de esas nuevas sustancias, un 25 % más que el año anterior, la mayoría "cannabinoides, estimulantes, alucinógenos y opioides sintéticos" que imitan drogas "tradicionales". "Para evitar los controles, se etiquetan a menudo de forma equívoca, indicando por ejemplo que se trata de compuestos químicos en investigación y agregando en las cláusulas de exención de responsabilidad que no están destinadas al consumo humano", reza el informe.
El problema para las autoridades con las "nuevas drogas" es la velocidad a la que los productores introducen pequeños cambios en su composición química, por lo que una vez ilegalizadas ya existen otros productos similares en el mercado que no figuran en la lista de sustancias prohibidas, lo que obliga a reiniciar el proceso. Como ejemplo, el estudio señala que del centenar de sustancias detectadas en 2014, 13 "no encajan fácilmente en ninguno de los grupos bajo control" y 4 más "se usan como sustancias activas en medicamentos" por lo que a priori son legales.
De acuerdo con la información recabada hasta el momento, los productos químicos utilizados para su fabricación son mayoritariamente importados del extranjero, aunque "cada vez se elaboran más productos en Europa en laboratorios clandestinos y se venden directamente en el mercado.

Fuente: El Mundo

Tolerancia cero con el consumo de alcohol y drogas al volante

Cero, cero... de alcohol y drogas al volante. Esta es la tasa recomendada por Tráfico, que esta semana pone en marcha una campaña especial para detectar estas sustancias al tiempo que recuerda que cuatro de cada diez conductores fallecidos el año pasado en accidente presentaron resultados positivos. Pero además, representan el 25 por ciento de todas las muertes en carretera en Europa. El pasado año fue el primero en el que se comenzaron a llevar a cabo controles preventivos masivos de drogas en España, más de 30.000 test preventivos con el resultado de un 35 por ciento de positivos entre los conductores testados. Para este año se duplicará el número de pruebas. El objetivo es llegar a un uno por ciento de positivos en alcohol. El pasado año el porcentaje fue del 1,7 y hace diez años era del 5 por ciento. Como en otras ocasiones, Tráfico invita a las policías locales y autonómicas a sumarse a la campaña para que el mensaje de tolerancia cero con el  alcohol y las drogas en la conducción llegue al mayor número posible de destinatarios.

Fuente: ABC

El "predictor" de las drogas


Funciona como el test de embarazo y tiene una fiabilidad del 99 por ciento. Utiliza sustancias extraídas de ovejas que reaccionan ante la presencia de los principales estupefacientes. El Drug Test 5000, un sistema de la empresa alemana Dräger y que ya lleva tiempo empleándose en Europa y Estados Unidos, será en poco tiempo un aparato muy conocido por los conductores asturianos. Será el que se utilice, por ejemplo, en la campaña de control de drogas que Tráfico llevará a cabo en las carreteras de la región a partir de mañana, lunes, y durante una semana. Los agentes están aprendiendo a utilizarlo y la asociación Unión de Guardias Civiles organizó esta semana, con la Asociación de Criminólogos, la Delegación del Gobierno y la propia empresa Dräger, una jornada para familiarizarles con el aparato, cuyo manejo es de lo más sencillo.
Desarrollar este test de drogas ha supuesto la friolera de quince años, abandonar un proyecto anterior y empezar de cero hasta dar con la solución adecuada, según explica José Luis Fernández, responsable de Grandes Ventas de Dräger en España. Su principal peculiaridad es que sólo detecta los tóxicos consumidos en las seis horas previas, lo que reduce de forma importante la posibilidad de falsos positivos.
El aparato cuenta con unas "tiras inmunológicas" en las que se impregnan sueros biológicos obtenidos de ovejas, según explica José Luis Fernández, que reaccionan ante los seis grupos más habituales de drogas: la cocaína, los opiáceos (heroína y metadona, principalmente), las benzodiacepinas, las anfetaminas, metanfetaminas, ketamina y el THC, principio activo del hachís y la marihuana, "que es la droga más difícil de medir". "Funciona como un 'predictor' de embarazo", indica Fernández. "El concepto que aplica no es nuevo, pero ha costado mucho dar con las sustancias que reaccionan ante la presencia de los estupefacientes", asegura.
Un conductor al que se seleccione para ser sometido a control tendrá que realizar, en primer lugar, una prueba de alcoholemia y, a continuación, la de drogas. Los agentes toman una muestra de la saliva del conductor, por medio de un algodón unido a un soporte que se introduce en la boca. El soporte se introduce en el interior del aparato, se cierra y se realiza el análisis, que tiene el carácter de indiciario. Esto es, no sirve para sostener una acusación o imponer una sanción administrativa. Se precisa una segunda prueba, que deber ser realizada en laboratorio. Los agentes deben tomar una segunda muestra de saliva, la precintan y la remiten al correspondiente servicio, manteniendo en todo momento la cadena de custodia. Será el resultado de esta segunda prueba la que determine la apertura de diligencias por conducción bajo los efectos de las drogas. El conductor que considere que su prueba ha sido un falso positivo puede exigir realizar un análisis de sangre para demostrarlo. En caso de que el positivo se mantenga, deberá pagar el coste de esta prueba médica. Porque hay una posibilidad entre cien de que haya falsos positivos, y, por contra, falsos negativos, según señala José Luis Fernández.
En el caso de la cocaína, el test detecta entre 20 y 50 nanogramos por mililitro de saliva, que son los cortes que se han establecido para determinar como consumo reciente. En el caso del THC, los cortes son aún menores, entre 5 y 20 nanogramos, lo que da idea de la sensibilidad del aparato. La sola presencia de estas drogas es suficiente para incurrir en un delito, según la ley. Las penas son de prisión de tres a seis meses, o bien multa de seis a doce meses, o trabajos en beneficio de la comunidad de 30 a 90 días, así como la privación del derecho a conducir desde uno hasta cuatro años. La negativa a realizar la prueba de drogas supone la apertura de diligencias por un delito que lleva aparejadas penas de prisión de seis meses a un año y privación del derecho a conducir de uno a cuatro años.

 Las pruebas de drogas se realizarán también a aquellos conductores que hayan sido sorprendidos realizando una infracción o se hayan visto involucrados en accidentes de tráfico. Y también los peatones implicados en algún percance de tráfico. Cualquier cosa con tal de concienciar a los ciudadanos de la necesidad de evitar el consumo de drogas al volante. Y es que cuatro de cada diez fallecidos en accidente el año pasado habían consumido algún tipo de droga.

Fuente: La Nueva España

3ª marcha del Día mundial sin drogas


Fecha: Sábado día 27 de junio de 2015
Lugar: Parque de Batoi, junto a la Vía Verde
Hora: 9:00h
Recorrido: desde Batoi al Polideportivo
Inscripción: gratuita a través del correo upc@alcoi.org, o el teléfono 965537124
Observaciones: Almuerzo gratuito para las personas inscritas

Los pediatras alertan de intoxicaciones de bebés por drogas y psicofármacos

Los pediatras salmantinos han dado la voz de alarma ante la aparición de casos de bebés que presentaban cuadros de intoxicaciones por el consumo accidental de drogas. El Hospital atendió durante el último año dos casos: uno de ellos por cocaína inhalada y otro por una intoxicación de una droga que no se logró identificar, aunque se cree que pudiera ser metadona.
Estos casos cuentan con muy pocos precedentes en el Hospital, según confirmó el coordinador salmantino de la Sociedad Española de Urgencias Pediátricas, Javier López Ávila que señala que suelen producirse por "fiestas o descuidos en casas de los padres". En el caso de la cocaína inhalada se produce al entrar el bebé en contacto con el humo; o al probar directamente la sustancia derramada. "Deben tomarse las medidas adecuadas de prevención para evitar estos casos", señaló López Ávila.

A pesar de lo llamativo de estos casos, siguen siendo una minoría en comparación con los entre veinte y treinta casos que se producen anualmente, dentro de la media nacional, generalmente producidos por intoxicaciones por el consumo accidental de productos del hogar (lejía y lavavajillas) y por fármacos. En esta categoría, los pediatras alertan que se ha producido un cambio de tendencia en los últimos tiempos. Si hace cinco años, lo habitual era que las intoxicaciones se produjeran por el consumo accidental de anticatarrales o paracetamol, en la actualidad lo más común es que se produzca por bendodiazepinas (sedantes) y psicofármacos que se encuentran en las casas sin el recipiente adecuado. "En la mayoría de los casos son no intencionales con niños menores de cuatro años que pescan un bote y se comen una o dos pastillas", detalla el especialista salmantino. Para ello, apela a que los fármacos se mantengan en el envase original y no se utilicen recipientes para guardarlos.
En el último campo donde se ha notado un repunte ha sido en los adolescentes (12-13 años) por el consumo de alcohol excesivo por un uso recreacional. A diferencia de hace más de una década donde se optaba de forma mayoritaria por los lavados gástricos, ahora lo más habitual es un tratamiento de soporte con suero y glucosa.

Fuente: La Gaceta de Salamanca

"Querer vivir", clave para no engancharse a las drogas

El activista Carlos Muñoz dio una charla el pasado 29 de mayo sobre una de las problemáticas que afectan a la sociedad actual: las drogas. Con su experiencia de ex-drogadicto y ex-preso señaló el drama que supone para muchas personas el mundo de las drogas al que se accede, en la mayor parte de los casos, como una vía de escape frente a problemas de la vida cotidiana o por un rechazo al modelo social imperante. En realidad el consumo de drogas no es la causa, sino el efecto de otros problemas que, en su opinión, sólo con el cambio social se evitarían. Un primer paso sería un socialismo democrático real, que está aún a varias generaciones de ser alcanzado, y más lejos aún de una sociedad sin estado, que es en buena medida responsable del problema. Porque la cruda realidad es que el mundo actual, con la colaboración expresa o tácita de ese estado, inducen ese consumo que sirve como control de masas. Una población drogada es más difícil que luche contra el sistema que una sana. Y el sistema, en el mundo actual, donde las personas son conducidas a la infelicidad a través del consumo capitalista, es el caldo de cultivo perfecto para acabar en las drogas.
Asimismo abordó las consecuencias más dramáticas que la adicción conlleva: la destrucción de la persona, con graves daños psíquicos pero también físicos, y en ocasiones las penas de prisión. Efectivamente, el coste de ciertas drogas no es asumible por buena parte de los drogodependientes, lo que conduce a una delincuencia que finaliza en muchas ocasiones con penas de prisión, de cumplimiento efectivo. De su paso por prisión, adonde fue a parar precisamente por su adicción a varias sustancias, recuerda la poca efectividad que en el tratamiento de los presos tiene el sistema carcelario actual, donde el consumo prosigue, si bien con las dificultades añadidas de estar privado de libertad.
En cuanto a las terapias de reinserción señaló que sólo son efectivas cuando la persona realmente quiere dejar las drogas y además se afronta el problema que está detrás, el que les ha conducido a depender de unas sustancias que consumidas ocasionalmente no son dañinas. No más al menos que el alcohol o el tabaco que, pese a no tener el agravante de que al consumidor se le considere un "yonki", producen en caso de adicción severa daños similares a las llamadas drogas duras o blandas. De ahí que insistiera varias veces a lo largo de la charla en la intensidad del consumo. Probar una droga no lo convierte a uno en drogadicto. Depender de ella, sea cual fuere (cocaína, heroína, alcohol, tabaco, hachís, drogas de diseño etc.), sí.
La clave está en "querer vivir". Levantarse cada día con esas ganas es lo que impide el refugio que suponen las drogas. Refugio temporal que no soluciona ningún problema y sólo contribuye a agravarlos cuando se convierte en adicción: destroza las relaciones familiares, laborales e incluso las sociales.

Finalmente respondió a varias cuestiones planteadas por el público asistente. Entre ellas y sobre la cuestión de la legalización de las drogas dejó claro que de producirse serviría para abaratarlas, garantizando asimismo una cierta calidad, pero se mostró cauto a la hora de la distribución. En caso de ser legalizadas no deben estar al alcance de cualquiera, puesto que sólo una sociedad muy madura tiene la capacidad para acceder a ellas de forma puntual sin engancharse. En cualquier caso, los beneficios económicos derivados de su posible legalización deberían ser destinados no a engordar las arcas públicas, sino al tratamiento de los afectados.

Fuente: Tercera información

Alertan que alcohol y drogas propician acosos sexuales en el ocio nocturno

Los abusos y el acoso sexual a las mujeres "no solo está exageradamente presente en el mundo de la noche, sino también fuertemente normalizado y a la vez invisibilizado" y en la mayoría de ocasiones el consumo de alcohol, en mayor parte, y de cocaína, en segundo lugar, son los detonantes.
Esta es una de las conclusiones de la primera fase del estudio "Noctámbul@s", que este jueves ha presentado en Barcelona la Fundación Salud y Comunidad (FSC) sobre la relación entre el consumo de drogas y los abusos sexuales en contextos de ocio nocturno. El estudio, financiado por el Plan Nacional Sobre Drogas del Ministerio de Sanidad y la colaboración de la Diputación de Barcelona, Generalitat y Ayuntamiento de Barcelona, también concluye que la utilización del cuerpo de la mujer como reclamo de la industria del ocio facilita el acoso sexual y el abuso de "baja intensidad", paso previo imprescindible para un abuso de mayor gravedad. El alcohol en mayor parte, y la cocaína en segundo lugar, se visibilizan como las sustancias más presentes en situaciones de abuso sexual en contextos de ocio nocturno, dejando en segundo plano otras drogas, según el trabajo. Los autores del estudio señalan que "mientras que el consumo de alcohol y otras drogas coloca a la mujer en una situación de mayor vulnerabilidad, en el hombre puede facilitar una dificultad de control de los impulsos y, por lo tanto, ser un facilitador de la agresividad".
La primera fase cualitativa del estudio, en la que ha participado la profesora de la Universidad de Granada Nuria Romo, lo ha presentado hoy la FSC en un acto al que han asistido 183 profesionales de entidades que intervienen en este ámbito y de diferentes administraciones que colaboran en el proyecto. La Fundación Salud y Comunidad pretende con esta investigación "iniciar una línea estable de trabajo específica desde el análisis y la intervención preventiva que aspira a cambiar la mirada de los jóvenes, pero también la de los profesionales que intervienen tanto desde la industria del ocio, como desde la prevención/reducción de riesgos". La primera fase de la investigación ha constatado la necesidad de abordar esta cuestión "desde el trabajo en drogas en contextos de ocio" y ha hecho "un primer esbozo sobre cuáles serían las cuestiones imprescindibles que tener en cuenta para incidir e intervenir en el fenómeno".
Los investigadores han concluido que el abuso y/o el acoso sexual es uno de los principales riesgos de la noche y que no existe una droga específica para ejercer la sumisión química, es decir, una sustancia concreta que anule la voluntad de la persona. "Aun así -según el trabajo-, son varias las sustancias (más el alcohol y los tranquilizantes) las que pueden generar efectos que lleven a situaciones de abuso o agresión sexual". "Contra el eco mediático, no hemos encontrado ningún caso de utilización de escopolamina o 'burundanga", señala el estudio, que indica que pub y discotecas concentran la mayoría de situaciones de acoso sexual y abusos de "baja intensidad", pero son en los espacios públicos y los pisos privados donde, a pesar de su inferior frecuencia, se dan las situaciones de abusos sexuales más graves.

Además, cuanto más avanza la noche más situaciones de abuso se registran y, en muchas ocasiones, estas agresiones vienen de personas de confianza o del entorno de la víctima. Por eso, las propuestas que plantean "Noctambul@s" quiere cambiar el foco de acción y dirigirlo no solo hacia el posible agresor, sino también hacia todos aquellos agentes que forman parte de la noche: personal de seguridad, camareros, personal sanitario y entidades y ONGs que intervienen en espacios de ocio nocturno.

Fuente: El periódico

Detectar el consumo de drogas en el aliento

La detección de drogas se efectúa habitualmente utilizando muestras de orina. La metodología y la reglamentación para unas pruebas de orina fiables están bien desarrolladas y pueden ser consideradas el actual patrón oro de la detección de drogas. Sin embargo, existe un problema obvio con las pruebas de orina, que radica en el método de recolección de la muestra, aparatoso y a veces muy lento, además de, por supuesto, capaz de ser visto por los donantes de muestras como una intromisión inadmisible en su privacidad.
Por todo ello, un grupo de investigadores del Instituto Karolinska de Estocolmo en Suecia ha trabajado en el desarrollo de una alternativa menos invasiva a las pruebas tradicionales con muestras de orina. Esta alternativa se centra en analizar el aliento en vez de la orina.
El equipo del profesor Olof Beck ha desarrollado el primer método sólido y completamente validado para la detección rutinaria del consumo de drogas en el aliento de las personas. El procedimiento no requiere más que un método sencillo de toma y preparación de muestras, que es seguido por una técnica analítica altamente sensible conocida como LC-MS (por las siglas en inglés de Liquid Chromatography - Mass Spectrometry). Las familias de drogas que se pueden identificar siguiendo esta técnica incluyen a las anfetaminas, las metanfetaminas, el cannabis, la cocaína y la heroína.
Por sus características, este nuevo método de detección de drogas sería fácil de usar en la calle de forma rutinaria, por ejemplo, durante las pruebas que se realizan en el arcén para detectar a gente que se ha puesto al volante de vehículos estando bajo la influencia del alcohol y/o drogas.

La exposición prenatal a la cocaína altera la organización funcional del cerebro en los recién nacidos

Un nuevo estudio realizado por investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Carolina del Norte (UNC), en Estados Unidos, basados en imágenes por resonancia magnética del cerebro de 152 bebés, encontró alteraciones en la conectividad funcional dentro de la parte de la red de la amígdala prefrontal, una vía que se cree que desempeñan un papel importante en la regulación de la excitación, vinculadas con la exposición en el útero a la cocaína.
«Hasta donde sabemos, este estudio es el primero en mostrar que el uso materno de drogas durante el embarazo altera la organización funcional del cerebro en los recién nacidos», afirma uno de los autores de la investigación, Wei Gao, profesor asistente de Radiología en la Universidad de Carolina del Norte.
«Este estudio puede informar de nuevas estrategias dirigidas a identificar los riesgos y la intervención temprana», añade Karen M. Grewen, profesora de Psiquiatría, Neurobiología y Psicología y otra autora del trabajo, cuyas conclusiones se revelan en un artículo que se publica este miércoles en la revista «Journal of Neuroscience».
En el estudio, se realizaron imágenes de resonancia magnética funcional (rsfMRI) de 152 niños en estado de reposo. De ellos, 45 habían sido expuestos a la cocaína durante su etapa prenatal, 43 tenían exposición prenatal a drogas distintas cocaína y 64 no habían sido expuestos a ninguna droga durante la gestación.
Se hallaron alteraciones en la organización funcional del cerebro en los bebés de los grupos que habían sido expuestos a las drogas. El grupo con exposición prenatal a la cocaína presentaba alteraciones adicionales que el otro grupo expuesto a otras drogas no tenía.

Agitación de los bebés

Se encontró una anti-correlación reducida entre la amígdala y la parte de la corteza prefrontal que se asocia específicamente con la exposición prenatal a la cocaína, lo que puede indicar un fallo potencial o riesgo de fallo en la supresión de las respuestas de la amígdala de la corterza prefrontal de orden superior. La interrupción de este circuito funcional puede potencialmente ser la base de la característica desregulación de la agitación observada frecuentemente en niños con exposición prenatal a la cocaína.
En general, este estudio reveló que rsfMRI en bebés puede jugar un papel fundamental en la búsqueda de biomarcadores para identificar riesgos y orientar la intervención temprana para mejorar los resultados de comportamiento posteriores.

Fuente: ABC

"El tabaco tendría que venderse como si fuera un paquete de veneno"


 “Los jóvenes que se inician en el tabaco pasan a ser adictos a la semana de tragar humo; muchos de los que aprenden a fumar pronto escalan a otras drogas como el cannabis, las personas que fuman mueren antes y las familias se empobrecen”. Así de contundente se expresa Joseba Zabala, portavoz de la Sociedad Vasco Navarra de Prevención del Tabaquismo, quien ha reclamado en el Parlamento Vasco más medidas contra el tabaco dentro del proyecto de Ley de Adicciones que está tramitando. Esa norma recogerá, entre otras disposiciones, la equiparación del cigarrillo electrónico con el tabaco normal y la prohibición de fumar en los estadios deportivos abiertos y en las sociedades gastronómicas. Pero aún resulta insuficiente, según Zabala. “Es preciso que esa ley también prohíba fumar en coches donde viajen menores”.
Esa es la propuesta que la Sociedad Vasco Navarra de Prevención del Tabaquismo ha elevado al Parlamento de Vitoria. “El proyecto de Ley de Adicciones es un tren que pasa cada 17 años. Aunque va en la buena dirección de la anterior ley de espacios sin humo, aún cojea. Muchas veces creemos que es algo obvio, pero hay cantidad de padres que no reparan en el hecho de que, si un menor está junto a nosotros y estamos fumando, ellos fuman a la fuerza. El concepto de humo de segunda mano supera lo de la molestia: es la vulneración del derecho humano a respirar. Y se está haciendo fumar a la fuerza a una persona que no quiere hacerlo, en este caso a un menor de edad cuando va en un vehículo”.
Para Zabala, el tabaco y todo lo que le rodea está “rodeado de una gran cantidad de mentiras” que es preciso desenmascarar. “Las principales tabaqueras mentían cuando aseguraban que desconocían la adictividad de su producto; se ha mentido cuando en 2010 se prohibió fumar en los bares y se vaticinó la ruina del sector; se ha mentido cuando se ha dicho que se iba a arruinar el sector de las máquinas expendedoras… Lo único cierto es que el tabaco es dañino, mortífero y por eso debe venderse como un paquete de veneno. Porque es eso, veneno. Nada de venderse en paquetes glamurosos y publicitarios”.
En esa línea, el Parlamento británico ha decidido que el tabaco vaya envasado en un paquete que indique que se trata de veneno. Una aspiración de la Sociedad Vasco Navarra de Prevención del Tabaquismo. “Queda aún mucho por sensibilizar. Lo que ocurre con el tabaco es que es un elemento que se ha introducido de una manera cultural en los últimos siglos y hoy cuesta ver lo tóxico y mortal que resulta”.

Miedo escénico de los políticos

Se trata de una droga socialmente aceptada y por eso resulta tan complicada de combatir. “El problema es que el tabaco resulta muy accesible para los menores. Desde un punto de vista de la eficacia, es mejor la prevención ambiental que la propia educación. Es decir, que la droga no esté disponible. Hacemos mucho más que si solo nos dedicamos a dar consejos por las escuelas. Frente a los que dicen que fumar es una decisión equilibrada de una persona que la toma libremente, puedo asegurar que no es así. La adicción es cuestión de pocos días. Un menor de edad en una semana puede firmar un contrato de por vida con una tabaquera”.
Además, según Zabala, “el acceso al tabaco de los menores no va mediado por el propio tabaco, como hace unas décadas, sino que lo hace por el inicio en el consumo de cannabis. Uno de cada dos chavales que se inician al tabaco lo hace simultáneamente con el cannabis”.
Medidas como la prohibición de fumar en los estadios deportivos abiertos son “paso en la buena dirección”. “Existe un miedo escénico por parte de los políticos a dar pasos en este sentido y les decimos que van a contar con el apoyo social, con el apoyo de los médicos. Y por eso les exigimos que vayan con la ciudadanía. En 2008 pedimos los frontones libres de humo y fuimos tildados de locos. Ahora no hay humo en los frontones y no pasa nada”.
Ante la posibilidad de implantar una especie de ley seca del tabaco, Zabala asegura que la Sociedad Vasco Navarra de Prevención del Tabaquismo no es partidaria. “El tabaco es una droga consumida por una cuarta parte del planeta. Lo que hay que hacer es ir evidenciando los peligros y que se vaya dejando por convicción. Las leyes secas no funcionan en salud pública. Hay que regular de forma razonable de manera que las multinacionales no puedan hacer lo que quieran”.

Fuente: El diario.es

Una droga llamada 'Flakka' que induce a paranoia


La primera voz de alerta de la aparición en las calles del sur de Florida de un nuevo derivado de las sales de baño se escuchó en la St. Lucie County Sheriff’s Office. Los detectives de narcóticos dicen que parece un cruce entre el crack y la metanfetamina, con un distintivo olor nauseabundo. Bautizada como 'Flakka', es la nueva droga que preocupa -y mucho- a las autoridades en EEUU.
"Tiene un fuerte olor como a calcetín sudado," declaró el sargento Rob Pettit al canal WPBF 25 News, señalando que la sutancia "se puede esnifar, fumar e incluso comer". Esta última versión callejera de las famosa droga sales de baño, tiende a provocar no sólo la paranoia y psicosis, sino que desata en el consumidor una agresividad y combatividad extremas. Se consume con los famosos cigarrillos electrónicos que tan de moda se pusieron hace unos meses.
El compuesto químico, identificado a través de pruebas de laboratorio como alpha-PVP, parece a simple vista y provoca un comportamiento similar a la metanfetamina cristal, pero es mucho más barata. Los efectos de la Flakka generalmente desaparece después de un par de horas, y la necesidad de volver a consumirla, el llamado 'mono' es muy intenso.
Desde el pasado enero, el consumo de Flakka en el sur de Florida ha dado lugar al arresto de un pistolero desnudo en una azotea de Lake Worth, el repetido intento de un hombre por romper la puerta de cristal de la Comisaría de Policía de Fort Lauderdale, y el caso de un individuo que se empaló cuando intentaba escalar una valla de seguridad en la comisaría de Fort Lauderdale porque -según él- estaba tratando de escapar de una horda de asesinos.

Otra moda, hija del butano

La Flakka no es la única novedad en lo que a sustancias se refiere en las calles del sur de Florida. Existe otra droga de moda llamada Budder, con la que los narcos intentan escapar a la presión policial contra la distribución de Spice (Synthetic Marijuana) las llamadas 'sales de baño' y otras drogas de laboratorio.
La droga Budder, también llamada 'butane hash oil' o 'marijuana wax', es una sustancia pegajosa que se puede fabricar en casa a través de un proceso altamente inestable que requiere remojar las hojas y tallos de plantas de marihuana en un disolvente químico como el butano, para extraer el concentrado más potente.
Desde la Oficina del Sheriff del Condado de Palm Beach alertaron hace meses de esta sustancia, señalando que para los narcos es muy peligrosa al ser explosiva durante la fabricación. Para los agentes en las calles la preocupación es que el Budder "está ganando en popularidad y es muy potente, con un alto nivel de THC", el tetrahidrocannabinol, principio activo del cannabis.
El peligro que implica su producción pudo comprobarse en mayo del año pasado cuando una casa de Boca Ratón quedó hecha añicos después de que hiciera explosión un laboratorio para fabricar esta sustancia.
Fuente: Te Interesa.es

Los fumadores habituales de cannabis son más susceptibles a tener falsos recuerdos


  • El uso crónico de cannabis puede acentuar problemas de memoria al envejecer, según estudio del Hospital de Sant Pau y la Autónoma de Barcelona.  
  • Además, sus usuarios muestran distorsiones en los recuerdos que les hacen llegar a creer que han vivido situaciones diferentes a las reales.
Es sabido que el consumo de cannabis provoca problemas de memoria. Ahora, un estudio español que publica la revista Molecular Psychiatry muestra que los consumidores de esta sustancia tienen una mayor propensión a experimentar falsos recuerdos. Así, los consumidores crónicos de esta sustancia muestran más dificultades que la población general para retener nueva información y recuperar recuerdos almacenados en la memoria. 

La memoria es un proceso maleable que se va construyendo de forma progresiva y que es, por tanto, susceptible a distorsiones o falsos recuerdos. Estos 'errores' de la memoria se observan con mayor frecuencia en diversos trastornos neurológicos y psiquiátricos, pero también en la población sana, sobre todo a medida que aumenta la edad. "Un fenómeno habitual es tener falsos recuerdos de situaciones vividas en la infancia y que creemos recordar porque las personas de nuestro entorno nos las han contando muchas veces", aseguran los autores.

Se trata del grupo de investigación en Neuropsicofarmacología Humana del Instituto de Investigación Biomédica del Hospital de Sant Pau, junto a investigadores de la Universidad Autónoma de Barcelona, y en colaboración con el grupo de Cognición y Plasticidad Cerebral del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge.

Para la investigación se utilizó una tarea en la que se mostró, a un grupo de consumidores crónicos de cannabis y a un grupo de controles sanos, una serie de palabras que debían aprender. Pasado unos minutos se volvieron a presentar las palabras originales junto con palabras nuevas no relacionadas y palabras nuevas relacionadas semánticamente, y se les pidió a todos los participantes que indicaran qué palabras pertenecían a la lista original.

Los consumidores de cannabis creyeron haber visto con anterioridad las palabras relacionadas semánticamente con mayor frecuencia que el grupo de control. Usando la técnica de imagen por resonancia magnética, los científicos descubrieron que los consumidores de cannabis mostraban menor activación en áreas del cerebro asociadas al procesamiento de los recuerdos y al control general de los recursos cognitivos.

El estudio encontró estos déficits de memoria a pesar de que los participantes habían abandonado el consumo de cannabis un mes antes de la realización de la prueba. A pesar del tiempo transcurrido desde el último consumo, la activación del hipocampo, una estructura clave vinculada al almacenamiento de los recuerdos, fue menor cuanto mayor había sido el uso de cannabis a lo largo de la vida del participante.

Estos resultados demuestran que los consumidores de cannabis presentan una mayor vulnerabilidad a sufrir distorsiones de memoria incluso semanas después de cesar el consumo. Esto sugiere que se produce una afectación prolongada de los mecanismos cerebrales que nos permiten distinguir entre sucesos reales e ilusorios.

Fuente: 20 minutos

Algunas drogas han aparecido tan recientemente que se desconocen los riesgos incluso a corto plazo

El responsable para Andalucía del proyecto Energy Control, Claudio Vidal, ha alertado de que hay drogas sintéticas de aparición tan reciente que se desconocen sus riesgos incluso a corto plazo, por lo que ofrecen una "gran incertidumbre", es "imposible hacer un uso informado y responsable", por lo que se "desaconseja" aún más su consumo.
Energy Control es un proyecto de la Asociación Bienestar y Desarrollo con implantación en varias regiones españolas que trabaja ofreciendo a consumidores de drogas información y recursos para que puedan tener un uso que "minimice los riesgos".
Sin embargo, con las nuevas sustancias sintéticas apenas pueden ofrecer esa información. "Dado que no conocemos los riesgos es imposible hacer un uso informado y responsable y desaconsejamos su consumo", señala Vidal, que también ha subrayado que, al contrario que en otros países, en España no disponemos de datos adecuados sobre la prevalencia del consumo de estas sustancias.
El experto mantiene que el consumo de este tipo de sustancias es un fenómeno que arrancó años atrás y que "va creciendo" aunque no llega a límites "muy relevantes" y ha alertado de que hay una "especial preocupación" porque en ocasiones se emplean como adulterantes de las drogas tradicionales y "hay personas que creen que están consumiendo anfetaminas o LSD pero en realidad están tomando otras de riesgos y efectos desconocidos".
Consumidores previos
Sobre el perfil del consumidor, Vidal expone que suelen ser personas "experimentadas en el consumo de otras drogas" que se acercan a estas otras por "curiosidad y para probar nuevas sustancias". "No vemos gente que se inicie en el consumo con estas sustancias sino que ya son consumidores previos", incide.
Sobre los riesgos del consumo de estas sustancias, Vidal incide en que es "difícil" hablar de aspectos específicos y subraya que "cualquier persona que decida acercarse a una de estas sustancias" requiere una "dosis extra de precaución", además de seguir unas "recomendaciones básicas".
Así, el experto recomienda que, de forma general, se debe usar una vía de administración "lo más segura posible, como la vía oral, frente a otras que conllevan aún más riesgos"; "tomar una dosis de prueba en cantidad pequeña para valorar los efectos"; "descartar el consumo si la sustancia no hace efecto cuando debería" y "acudir a urgencias y explicar qué se ha consumido ante cualquier efecto extraño".
Cabe recordar que el pasado fin de semana una persona falleció y cuatro resultaron intoxicadas en Málaga capital y en Torremolinos en casos en los que presuntamente al consumo de droga se unió el del alcohol. La Policía Nacional investiga si la muerte de un joven estadounidense y los otros casos de intoxicación corresponden al consumo de alguna nueva sustancia o a una nueva partida de droga adulterada.
Al respecto, Vidal ha pedido "prudencia" y ha recalcado que, por el momento, no hay una confirmación toxicológica sino solo hipótesis de investigación sobre las sustancias que los afectados pudieron consumir.

Fuente: 20 Minutos

Los efectos de las drogas en la sexualidad


Algunas drogas pueden afectar al comportamiento sexual, a la libido, el placer sexual o causar un cierto desinterés. Otras alteran la respuesta sexual, la erección, la eyaculación y el orgasmo. Eso sí suelen disminuir el placer porque alteran la química de los nervios que regulan la respuesta sexual.

Los que ingieren LSD dicen que es una droga que no estimula el deseo sexual, cuando las condiciones minimizan la sugestión y el placebo, pero cuando toman LSD en un ambiente erótico y el compañero está vinculado intensamente y espera que la sustancia potencie su sexualidad, a veces afirman haber tenido un encuentro sexual largo e intenso.

La mayoría de las drogas de acción central, inhiben el comportamiento sexual, no son afrodisíacos, farmacológicamente son inactivos, y si notan cómo aumenta su conducta erótica es únicamente debido al efecto placebo, como la mandrágora que tiene forma de hombre y obtuvo popularidad en la Europa Medieval.

Una sustancia de acción central es el alcohol, que durante mucho tiempo se dijo que era un afrodisíaco, pero en realidad es un depresor general del cerebro. Los efectos en pequeñas cantidades, en actividades sociales, producen un incremento de la libido porque liberan las inhibiciones por poco tiempo en personas inhibidas, antes de que estén ebrias y resulten incapacitadas. Y las dosis mayores de alcohol bloquean la conducta en general de las personas, incluida la respuesta sexual.

Si el alcoholismo es crónico, el consumo habitual de alcohol afecta seriamente la respuesta sexual en ambos sexos, aunque más en el hombre. No es raro que el hombre que se queja de falta de erección se tome tres copas de alcohol durante la comida, un whisky a media tarde y tres bebidas más durante la cena ... Claro tanto alcohol deprime gravemente la respuesta sexual. Necesita una terapia psico-sexual para que el sexólogo le ayude a reducir considerablemente estas dosis.

Parecidos efectos sobre la conducta y sobre el sexo se producen cuando toman barbitúricos e hipnóticos. En pequeñas dosis no afectan, en dosis más grandes bloquean por completo toda la conducta, incluida la sexual. Disminuye la sexualidad en los seres humanos cuando se abusa del consumo de sedantes.

Otras drogas son los alucinógenos sobre todo el LSD, la marihuana y la MDA, que actúan sobre el sistema nervioso central y se emplean como afrodisíacos. Pueden afectar a la sexualidad por su acción general sobre el sistema nervioso central. El LSD es un alucinógeno poderoso, las personas conservan la orientación y la memoria, se liberan de inhibiciones y el resultado es que se ven inundados por una serie de imágenes y pensamientos que viven con intensidad.

Si tienen relaciones sexuales en este estado de intoxicación no viven un sentimiento intensamente erótico. Suelen describirlo como algo interesante y diferente. Las relaciones suelen depender de cada individuo, pero a menudo son más difusas y se mezclan con otras sensaciones y pensamientos. Experimentan con menor intensidad el orgasmo, y lo viven como si estuviera separado de ellos, como algo de afuera. Si viven un mal viaje experimentan sentimientos de miedo y paranoia.

El HTC o marihuana es más suave, y es un alucinógeno que se toma en pequeñas dosis. A menudo los fumadores de porros dicen que les incrementa sus vivencias sexuales porque están más relajados y bajo los efectos de una ligera embriaguez (high) El MDA es un alucinógeno vinculado a las anfetaminas y parece tener un efecto estimulante sobre la sexualidad. No es un fenómeno aislado, sino que está en el contexto global de los alucinógenos.

Las anfetaminas son estimulantes cerebrales que actúan centralmente y ejercen algunos efectos sobre la sexualidad. Algunos afirman que en dosis muy altas potencia el interés por el sexo y la ejecución del acto. Están más relajados y más confiados, incluso los hay que si se habitúan al consumo de esta sustancia química, ya no pueden funcionar sin ella. Hay estudios que afirman que los que utilizan con regularidad esta droga notan una disminución de su capacidad y de su interés por el sexo.

La cocaína según sus consumidores produce un efecto placentero y excitante. Los adictos a esta droga se preocupan más por su deseo de consumir que de vivir el placer sexual. Informes sobre esta droga nos hablan de que en ciertas dosis estimulan la sexualidad y la realización del coito. Estos son los efectos de la acción de la droga sobre el cerebro y si el adicto consume dosis más altas constantemente, suele enfermar y el interés por el sexo desaparece. Habrá que tener en cuenta la edad, y a partir de la cuarentena...

Por último os hablaré de las que afectan a la conducta sexual de manera indirecta, son las drogas que se utilizan para tratar trastornos psiquiátricos. Los pacientes que toman tranquilizantes y antidepresivos pueden notar cómo mejora su funcionamiento sexual, pero en realidad es que ha disminuido la ansiedad y no es un estímulo sexual. Algunas como el haloperidol reducen la libido y la potencia sexual, y retrasan la eyaculación en algunos hombres.

Fuente: Diario siglo XXI

Desciende el consumo de cocaína, pero crece el de alcohol y tabaco

El alcohol sigue con prevalencias de consumo muy altas, igual  que al nivel nacional, destacando el consumo intensivo por los jóvenes y la baja percepción de riesgo que comporta. Por otro lado, desciende el consumo reciente (últimos doce meses) de cocaína, registrándose los valores más bajos desde 2001. Éstas son algunas de las principales conclusiones que arroja la última Encuesta Domiciliaria sobre Alcohol y Drogas de la Comunidad de Madrid (EDADES), que hoy ha presentado el consejero de Sanidad, Javier Maldonado, y la directora gerente de la Agencia Antidroga, Almudena Pérez. Este estudio se realiza entre la población general de entre 15 y 64 años cada dos años y en coordinación con el Plan Nacional sobre Drogas.
La encuesta, realizada entre finales de 2013 y los primeros meses de  014 a 1.930 personas, señala que en los últimos 30 días, el 65,6% de los madrileños han consumido alcohol (63,7% en la anterior encuesta de 2011); el 36,7% tabaco (35,3% en 2011); 7% cánnabis (5,5% en 2011); 8,1% hipnosedantes con receta (4,5% en 2011); 0,6 hipnosedantes sin receta (0,4  enn 2011), y 1,1 cocaína (0,7 en 2011). El consumo de éxtasis, anfetaminas, alucinógenos, inhalables volátiles, heroína y drogas emergentes se mantiene en niveles muy similares a la encuesta anterior, oscilando entre el 0% y el 0,3%.
Del mismo modo, el consumo reciente de drogas, es decir, en los últimos doce meses, se mantiene desde la anterior encuesta de 2011, presentando cifras similares a las registradas a nivel nacional para alcohol, tabaco, cánnabis y cocaína. La tendencia en las dos últimas encuestas (dos últimos años)  es descendiente, aunque el alcohol mantiene prevalencias muy elevadas. Igualmente, el consumo de anfetaminas, alucinógenos, inhalables volátiles, heroína y drogas emergentes se mantiene en niveles similares que en el anterior estudio, entre un 0,1% y un 0,5%.
Destaca el descenso del consumo reciente de cocaína (en los últimos doce meses) en Madrid, con el nivel más bajo desde el año 2001. Ha pasado del 1,7% de 2001 al 1,6% de 2013, pero el descenso es especialmente destacado desde 2007, cuando se situó en el 2,7%.
La edad media de inicio al consumo de sustancias en Madrid es más elevada que a nivel nacional, lo que constituye un dato positivo. La edad media de inicio más temprana corresponde al tabaco y alcohol (16,57 y 17,16 años respectivamente), le siguen los inhalables volátiles y el cánnabis (17,99 y 18,33) y la heroína (19,76). La edad de comienzo más tardía se da en los hipnosedantes sin prescripción médica (32,48).

Fuente: El País