Jornada “Las Políticas sobre Drogodependencias desde una Perspectiva Nacional y Transnacional”

Organizada por la Sociedad Española de Toxicomanías y financiada por el Plan Nacional sobre Drogas.
Fecha: lunes 2 de marzo de 2015
Esta jornada supone una oportunidad de encuentro entre profesionales del área que permitirá el intercambio de conocimientos y experiencias innovadoras para el abordaje de las drogodependencias desde una óptica científico-política con el objetivo de mejorar las acciones llevadas a cabo.
Inscripciones: remitir un correo electrónico con el asunto “Inscripción Jornada” a la dirección secretaria@set.org.es, en el que habrá que indicar nombre y apellidos, DNI, email, centro de trabajo y cargo que ocupa.
Precio: Gratuita
Lugar: Salón de Conferencia del Complejo Deportivo-Cultural “Petxina”, en el Paseo de la Petxina, 42 – Valencia.
Programa:
08.30 h. ACREDITACIONES Y RECOGIDA DE DOCUMENTACIÓN
09.00 h. CONFERENCIA INAUGURAL
Presenta:
Dr. D. Francisco-Jesús Bueno Cañigral
Jefe de Servicio. Unidad de Prevención Comunitaria de Conductas Adictivas
(UPCCA-Valencia).Plan Municipal de Drogodependencias (PMD).
Concejalía de Sanidad. Ayuntamiento de Valencia
LA PERSPECTIVA NACIONAL Y MUNICIPAL
Ilmo. Sr. Dr. D. Francisco de Asís Babín Vich
Delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas.
Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.
10.00 ACTO INAUGURAL
Ilma. Sra. Dña. Lourdes Bernal Sanchis
Concejala de Sanidad. Ayuntamiento de Valencia.
Ilmo. Sr. Dr. D. Francisco de Asís Babín Vich
Delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas
Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.
Dra. Dña. Carmen Puerta García
Presidenta de la Sociedad Española de Toxicomanías (SET).
Ilmo. Sr. D. Luis Ibañez Gadea
Secretario Autonómico de Sanidad.
Conselleria de Sanidad. Generalitat Valenciana.
11.00 h. CAFÉ
11.30 h. MESA REDONDA I:
POLÍTICAS GLOBALES SOBRE DROGODEPENDENCIAS: UNA PERSPECTIVA INTERNACIONAL.
Modera:
Dr. D. Fernando Rodríguez de Fonseca
Coordinador del Área Terapéutica. Instituto de Investigación Biomédica de
Málaga.
Coordinador Científico de la Red de Trastornos Adictivos.
Ponentes:
COOPERACIÓN ENTRE AMÉRICA LATINA Y LA UNIÓN EUROPEA EN POLÍTICA SOBRE DROGAS
Dña. Teresa Salvador Llivina
Directora del Programa de Cooperación entre América Latina y la Unión
Europea en Políticas sobre Drogas (COPOLAD).
PANORAMA ACTUAL DE LAS POLÍTICAS DE DROGAS EN EUROPA.
Dr. D. Ignacio Vázquez Moliní
Responsable Principal de Relaciones Diplomáticas y Protección de Datos.
European Monitoring Centre for Drugs and Drug Addiction (EMCDDA).
POLÍTICAS DE PREVENCIÓN DEL USO Y ABUSO DE ALCOHOL DURANTE
LA CONDUCCIÓN EN LA UE
Dr. D. Francisco Javier Álvarez González
Catedrático en Farmacología. Director del Instituto de Estudios de Alcohol y
Drogas (INEAD). Facultad de Medicina. Universidad de Valladolid.
13.30 h. COLOQUIO
14.30 h. DESCANSO
16.00 h. MESA REDONDA II:
LAS POLÍTICAS FUTURAS EN DROGODEPENDENCIAS DESDE LA PERSPECTIVA CIENTÍFICA.
Modera:
Dra. Dña. Pilar Campins Falcó
Catedrática de Química Analítica.
Vicerrectora de Investigación y Política Científica. Universidad de Valencia.
Ponentes:
LA NECESIDAD DE ACERCAR LA CIENCIA A LAS POLÍTICAS EN DROGODEPENDENCIAS, LO QUE DEBEMOS APRENDER DEL PASADO.
Dr. D. Richard Martin Pates
Presidente de International Society of Addiction Journal Editors (ISAJE).
Editor de Journal of Substance Use.
EVIDENCIA CIENTÍFICA DEL EFECTO DEL ALCOHOL Y LAS DROGAS EN LAS POLÍTICAS EN DROGODEPENDENCIAS.
Dr. D. Francisco Javier Romero Gómez
Catedrático de Fisiología, Facultad de Medicina. Universidad Católica de
Valencia “San Vicente Mártir”.
Presidente de la Fundación SIDA y Drogas de la Comunidad Valenciana.
LA EXPERIENCIA BRASILEÑA DE VALIDACIÓN DE PROGRAMAS PREVENTIVOS BASADOS EN EVIDENCIAS CIENTÍFICAS.
Dra. Dña. Daniela Ribeiro Schneider
Núcleo de Pesquisas em Psicologia Clínica (PSICLIN). Departamento de
Psicologia, Universidade Federal de Santa Catarina. Florianópolis (Brasil).
18.00 h. COLOQUIO
18.30 h. MESA REDONDA III:
LA PERSPECTIVA DE LAS SOCIEDADES CIENTÍFICAS ESPAÑOLAS SOBRE DROGODEPENDENCIAS.
Modera:
D. José Oñorbe de Torre
Subdirector General del Plan Nacional sobre Drogas.
Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.
Ponentes:
LA PERSPECTIVA DE SOCIDROGALCOHOL SOBRE DROGODEPENDENCIAS.
Dr. D. Julio Bobes García
Presidente de Socidrogalcohol.
DESDE LAS ADICCIONES A LA PATOLOGIA DUAL.
D. Nestor Szerman Bolotner
Presidente de la Sociedad Española de Patología Dual.
LA PERSPECTIVA DE LA SOCIEDAD ESPAÑOLA DE TOXICOMANÍAS SOBRE DROGODEPENDENCIAS.
Dra. Dña. Carmen Puerta García
Presidenta de la Sociedad Española de Toxicomanías.
20.30 h. COLOQUIO
21.30 h. CLAUSURA

El ingenio, recurso para introducir drogas en España

Enlace a la noticia por motivos de Copy Right:



Noticia publicada en Terra

Cómo descubrir si nuestro hij@ adolescente fuma porros o toma pastillas

La edad media de inicio en el consumo de estupefacientes se sitúa entre los 13 y los 16 años


En nuestro país, de cada 10 estudiantes, 4 son policonsumidores (consumen dos o más sustancias)
La presencia de olor a alcohol o el característico aliento a tabaco, las pupilas excesivamente dilatadas o contraídas, el enrojecimiento, hinchazón o irritación de los ojos, así como la rigidez muscular o, en ciertos casos, incluso movimientos espasmódicos, son señales fisiológicas que pueden anunciar el consumo de alguna sustancia psicoactiva. Estos serían a juicio de Yoana Granero, directora del Centro de Formación de la Asociación Proyecto Hombre, algunos de los indicios que nos podrían advertir que nuestros hijos adolescentes están consumiendo estupefacientes. No es que haya que convertirse en policías pero, para esta profesional, una detección temprana aumenta las posibilidades de éxito y acorta la intervención, «por lo que la formación de la familia es fundamental».
Por este moltivo, y con objeto de promover el papel de los padres como agentes preventivos, facilitando la información suficiente sobre las adicciones y las vías de intervención para evitar o retrasar el consumo de drogas, la Asociación Proyecto Hombre ha creado el curso online gratuito «Escuela de Familias en la Red», dirigido a familias con hijos/as adolescentes. «La familia y los profesores son las principales vías formales por las que los jóvenes reciben información. Tras veinte años de éxito de la “Escuela de Familia” presencial en los distintos Centros de Proyecto Hombre, el curso trasladado a la red se adapta a las nuevas realidades familiares, que dificultan la asistencia presencial a las Escuela de Familia»

Adolescencia y consumo de drogas

La aparición de los primeros consumos de drogas suele tener lugar en la adolescencia. La última Encuesta Estatal sobre Uso de Drogas en Enseñanzas Secundarias (ESTUDES) señala que, durante 2012-13, el 81,9% de los estudiantes dice haber consumido alcohol en el último año, el 35,3% ha consumido tabaco, el 26,6% cannabis, el 11,6% hipnosedantes, el 2,5% cocaína, el 2% alucinógenos, el 1,7% anfetaminas y el 0.7 % heroína. El policonsumo es cada vez más frecuente entre los jóvenes, tanto en España como en Europa. En nuestro país, de cada 10 estudiantes, 4 son policonsumidores (consumen dos o más sustancias).
El papel de los amigos es otro de los aspectos que pone de manifiesto esta encuesta. Las prevalencias de consumo de cualquier droga son mayores entre los escolares que perciben un mayor número de amigos consumidores de esta misma sustancia. Los estudiantes de entre 14 y 18 años perciben el alcohol como la sustancia menos peligrosa y consideran que el tabaco es más peligroso que el cannabis. Proyecto Hombre trató en 2013 a más 3.200 adolescentes en sus programas terapéuticos, la mayoría de los cuales tenían vidas estructuradas antes del comienzo de su tratamiento.
«Pero cada vez recibimos a más familias normalizadas que acuden preocupadas por el comportamiento de sus hijos o con la sospecha de que éstos puedan estar iniciándose en el consumo de drogas», señala Belén Pardo, terapeuta de Proyecto Hombre Málaga. «La adolescencia es una etapa compleja. Nuestro hijo cambiaba muy rápidamente y nos preocupaban sus nuevas compañías. Los consejos de los terapeutas de Proyecto Hombre nos facilitó muchas pautas que mejoraron la convivencia en casa», comenta un padre de familia que ha participado en el curso de «Escuela de Familias en la Red».

«Escuela de Familias en la Red»


Fuente: ABC

Casi un 60% de los jóvenes españoles asocia el consumo de drogas a diversión

Casi el 60% de los menores de 30 años considera que el consumo de drogas tiene que ver con divertirse y pasarlo bien, según la investigación 'La percepción social de los problemas de drogas en España, 2014' realizada por la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD). Además, del estudio también se desprende que casi el 35% de los más jóvenes (entre 15 y 22 años) y el 30% de los jóvenes de entre 23 y 30 años señalan el deseo de sentir nuevas sensaciones como otro de los motivos para consumir drogas, frente al 28% de los mayores de 30 años que señala esta opción.
En este sentido, el trabajo refleja que entre los jóvenes "parece estar algo más presente la idea del consumo vinculado a aspectos relacionales y funcionales a las expectativas de diversión, integración y ser joven". Sin embargo, entre los adultos siguen estando más presentes las motivaciones relativas al afrontamiento o la existencia de problemas, sean de índole laboral o social, con la familia o los amigos. Por ello, se concluye que la población joven (15-30 años) asocia, aún más que la adulta, el consumo de drogas a la diversión, el deseo de sentir nuevas sensaciones y formar parte de una identidad (ser como los demás), ya que estas opciones son señaladas por porcentajes superiores de personas entre los 15 y 30 años que entre los adultos (31-65 años).
Por otro lado, también se observa que los jóvenes de 23 a 30 años son los más permisivos con las drogas, por encima de los adolescentes o adultos. Respecto a la valoración de las posibles consecuencias negativas del consumo, el estudio indica que para estos jóvenes, igual que para el resto de la población, la adicción es la principal consecuencia negativa posible de las drogas, y de hecho destacan esta opción por encima de la población adulta.
Del estudio también se desprende que entre las ventajas que más se señalan la principal es la diversión y el placer, más entre el colectivo de entre 15 y 22 años (36%), que entre los de 23 y 30 años(33%) pero, en ambos casos, por encima de los adultos (22%). También los jóvenes, conjuntamente, señalan en mayor proporción la idea de que las drogas permiten evadir problemas y alivian molestias y enfermedades.
Asimismo, el colectivo de menor edad resalta ventajas relativas a las relaciones interpersonales (facilitan las relaciones, dan seguridad y autoconfianza, ayudan a vivir más intensamente...), mientras que entre los jóvenes de mayor edad se señalan en mayor medida ventajas individuales relativas a la desinhibición, relajación, e incluso su capacidad para abrir la mente y descubrir cosas. En general, la investigación subraya que los jóvenes perciben menos problemas en el consumo (o están menos de acuerdo en que genere necesariamente problemas), sea experimental, de fin de semana, diario o frecuente, que los adultos. Así, el trabajo destaca que el colectivo de edades intermedias (23 a 30 años) relativizan más los problemas derivados de los consumos, por encima de los jóvenes menores de edad.
Según el estudio, sobre este dato quizás influya la experiencia de consumos, mayor cuando se va creciendo; un cierto cambio en la percepción en los jóvenes (por el cambio del contexto o por influencia de las estrategias educativas preventivas) y, el haber llegado al límite de la responsabilidad adulta y a la preocupación por los hijos.

Regulación del cannabis

La mayoría de la población española entre 15 y 65 años es partidaria, tal y como indica la investigación, de una regulación tendente a fórmulas legales de consumo (56%) y venta (64%) de cannabis. Sin embargo, la proporción a favor de la regulación de esta sustancia es muy superior entre los jóvenes que entre los adultos. En concreto, del estudio se desprende que el 67% de jóvenes de entre 23 y 30 años son partidarios de esta legalización, aunque la tendencia mayoritariamente legalizadora no se traslada a sustancias como la cocaína. Además, por lo que respecta al cannabis, también refleja que la mayoría poblacional apoya, "de una u otra manera", la existencia y funcionamiento de los clubes o asociaciones cannábicos.

Presentación del libro: "LA ADOLESCENCIA: 7 CLAVES PARA PREVENIR LOS PROBLEMAS DE CONDUCTA".


La Regidoria d'Educació del Ayuntamiento de Alcoy informa que el  viernes día 6 de febrero, a las 18.00 h, en l'Àgora (Edificio del Mercado de San Mateo) dentro del proyecto "Fem família", Belén Colomina y Pedro García Aguado (Hermano Mayor) presentan el libro "LA ADOLESCENCIA: 7 CLAVES PARA PREVENIR LOS PROBLEMAS DE CONDUCTA".

Actividad abierta

Drogas en Europa: el problema en cifras


El Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (EMCDDA de sus siglas en inglés) recoge en su último “Informe Europeo sobre Drogas”, elaborado en 2014, datos sobre tendencias y novedades en el mundo de los estupefacientes. Los datos recogidos, combinados con los de años anteriores, sirven para entender la evolución del mercado del narcotráfico y la adaptación de los usuarios de drogas a las nuevas sustancias y legislaciones vigentes en la UE. Según el informe, la presencia de drogas en Europa es muy elevada..
Una de las principales maneras en que la crítica situación económica ha afectado a la sociedad europea ha sido ensanchando la brecha de la desigualdad social. Esta huella que ha dejado la economía es perfectamente visible en los ambientes marginales a través de las drogas. Aunque nada más lejano a la verdad sería decir que solo en ambientes de decadencia existe el consumo, pues los datos que aporta el “Informe Europeo sobre Drogas”  son un fiel y espeluznante reflejo de la realidad en todos los países del continente. Un vistazo a la última edición del informe publicada da fe de ello.
Según el informe de la EMCDDA, no solo se están produciendo cambios en el mercado europeo de las drogas, si no que lo hacen a un ritmo cada vez mayor y más interconectado. Este fenómeno se debe en buena parte al desarrollo de las nuevas tecnologías, que permiten crear redes de comunicación directa entre usuarios y proveedores, facilitando así la compra-venta de substancias ilegales.
Existen webs dedicadas a la oferta de estupefacientes y otros servicios al margen de la legalidad
Sirva como ejemplo el portal “Silk Road” o “Ruta de la Seda”, una web dedicada a la oferta de estupefacientes y otros servicios al margen de la legalidad, donde los usuarios clasificaban a los proveedores según los resultados de sus transacciones. Este espacio, que operaba en la web no indexada, fue cerrado por el FBI el 6 de noviembre del año pasado, habiendo sido previamente clausurado en 2013 con la detención del su supuesto administrador, el americano Ross William Ulbritch. La reapertura de la web invita a pensar que la legislación vigente destinada a combatir el narcotráfico y los problemas derivados de dicha actividad, no están dando el resultado que deberían. El “Informe Europeo sobre Drogas” también dedica un apartado a este tema.

Drogas nuevas, leyes viejas

Además de drogas convencionales como los derivados del cannabis, la heroína o la cocaína, en los últimos años han aparecido hasta 348 nuevas drogas de carácter sintético, 100 de ellas tan solo en el año 2013, según un artículo publicado en el diario La Vanguardia basado en datos del mismo informe. En el documento de la EMCDDA se asegura que éstas nuevas drogas se comercian con un estatus de alegalidad, ya que no están fiscalizadas por ser novedad para los organismos de vigilancia internacional.
Mientras, las cifras de consumo de drogas tradicionales se mantienen con leves decaídas en algunas sustancias para como la cocaína, que, según las estimaciones, todavía cuenta con 14,1 millones de usuarios en Europa, siendo en Inglaterra y en España donde más se consume y trafica con dicha droga. Además, en el año 2012 se notificaron más de 500 muertes relacionadas con la cocaína, en 19 países del continente.
Las cifras de usuarios alcanzan ya casi un cuarto de la población europea
Los consumidores no son excepción, aunque tampoco entre ellos tardan en popularizarse las nuevas sustancias. Según el informe, las viejas drogas están dejando paso a estas nuevas drogas sintéticas, y las cifras de usuarios alcanzan ya casi un cuarto de la población europea, pues los cálculos afirman que alrededor de 80 millones de europeos han consumido alguna droga ilegal al menos una vez en su vida.
Por desgracia, la mayoría de los datos de que dispone el informe son del 2012, con lo que los consumidores de nuevas sustancias no están contemplados entre las cifras. Aún así, los expertos sugieren que los potenciales consumidores de nuevas drogas sean muchos millones más. Para ello se basan en los datos de las incautaciones de estupefacientes llevadas a cabo por las autoridades de diferentes países europeos.

Un paso por detrás

Existen países cuyo volumen de incautación revela el origen del narcotráfico y los puntos de entrada en el continente. A este respecto, España sigue a la cabeza del tráfico de substancias como la cocaína, con 20.754 kg. incautados en 2012, y la resina de cannabis o hachís, con 325.563 kg. incautados solo en España, del total de 457.424 kg. incautados en ese periodo en toda la unión europea. Alemania y Reino Unido destacan por la elevada presencia de anfetaminas, habiendo sido incautados en el año 2012 1.196 y 1.491 kilogramos, respectivamente.
Los organismos dedicados a la persecución de las drogas van siempre un paso por detrás del narcotráfico
En el mismo periodo fueron incautados en Italia 951 kg. de heroína procedentes de Turquía, el estado aspirante a la comunidad europea donde, tan solo en 2012, las autoridades confiscaron alrededor de 13.300 kilos de la misma. Por último, drogas relativamente nuevas como el éxtasis proliferan en el norte de Europa: en los Países Bajos fueron incautados alrededor de 2.961.553 millones de pastillas en 2012, cifra que multiplica decenas de veces el volumen de otros países análogos.

La continua regeneración y evolución del mercado negro de la droga hace concluir a los expertos que los organismos e instituciones dedicadas a la persecución de las sustancias ilegales van siempre un paso por detrás del narcotráfico, y por lo tanto no funcionan. En la última reunión de la Comisión de la ONU sobre Estupefacientes celebrada en Viena el pasado 4 de diciembre de 2014, el delegado de ENCOD (de sus siglas en inglés, Coalición Europea para una Política de drogas Justa y Efectiva) leyó un manifiesto en el que proponía acabar con las políticas persecutorias de las drogas para establecer otras que favorecieran un consumo responsable entre la población, como ya se ha hecho en algunos países con notables resultados.

Fuente: 

Divertirse y «ser como los demás», las principales razones de los jóvenes para consumir drogas

La Voz de Galicia
Europa Press

La población joven de 15 entre 30 años asocia, aún más que la adulta, el consumo de drogas a la diversión, el deseo de sentir nuevas sensaciones y formar parte de una identidad, es decir, un deseo de «ser como los demás», según el estudio La percepción social de los problemas de drogas en España, 2014, realizada por la FAD y financiado por la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas.
Casi un 60% de los menores de 30 años considera que el consumo de drogas tiene que ver con divertirse y pasarlo bien, 10 puntos porcentuales más que entre los adultos. Casi el 35% de los más jóvenes (15-22 años) y el 30% entre los de 23 y 30 años señala el deseo de sentir nuevas sensaciones, frente al 28% de los mayores de 30 años que señala esta opción.
Según el estudio, entre los jóvenes parece estar algo más presente la idea del consumo relacionado con aspectos relacionales y funcionales a las expectativas de diversión, integración y ser joven. Sin embargo, entre los adultos -que también destacan estos aspectos aunque en porcentajes inferiores que los jóvenes-, siguen estando también más presentes las motivaciones relativas al afrontamiento o la existencia de problemas, sean de índole laboral o social, con la familia o los amigos, etc.
Los jóvenes españoles rechazan las drogas menos que los adultos y también consideran sus beneficios mayores. Dentro de este grupo de edad son aquellos que están en el tramo de edad de 23 a 30 años los que expresan menor rechazo.
La adicción, principal consecuencia negativa
Respecto a la valoración de las posibles consecuencias negativas del consumo de drogas, también se encuentran algunos matices diferenciales. Para los jóvenes, igual que para el resto de la población, la adicción es la principal consecuencia negativa posible del consumo de drogas, y de hecho destacan esta opción por encima de la población adulta: 69% entre las personas de 23 a 30 años, 66% entre las de 15-22 y 64% entre los mayores de 30 años.
Entre las ventajas apuntadas, y en cuyo señalamiento los jóvenes superan a los adultos en todos los casos, la principal es la diversión y el placer, más entre los 15 y 22 años (36%) que entre los 23 y 30 (33%) pero, en ambos casos, por encima de los adultos (22%). También los jóvenes, conjuntamente, señalan en mayor proporción la idea de que las drogas permiten evadir problemas y alivian molestias y enfermedades.
Para mejorar las relaciones
Por su parte, cuanto menor es la edad más se resaltan ventajas relativas a las relaciones interpersonales (facilitan las relaciones, dan seguridad y autoconfianza, ayudan a vivir más intensamente), mientras que entre los jóvenes de mayor edad se señalan en mayor medida ventajas individuales relativas a la desinhibición, relajación, e incluso su capacidad para abrir la mente y descubrir cosas.
En general los jóvenes perciben menos problemas en el consumo (o están menos de acuerdo en que genere necesariamente problemas), sea experimental, de fin de semana, diario o frecuente, que los adultos.
No obstante, la posición más extrema en esta cuestión la protagonizan los jóvenes de más edad, quienes se encuentran entre los 23 y 30 años, mientras que los menores de 23 años se aproximan más a la visión de los adultos (que es siempre más negativa que la de los jóvenes en su conjunto). Es decir, la percepción problemática de los consumos no es correlativa exactamente a la edad sino que varía entre los grupos etarios sin una tendencia lineal simple.
El 40% de los jóvenes entre 23 y 30 años considera que el consumo de fin de semana conllevará necesariamente problemas, mientras que entre los menores de esta edad el porcentaje aumenta hasta el 51% (más de diez puntos porcentuales por encima) y hasta el 57% entre los adultos.
El consumo diario, el que se percibe como más problemático, es considerado como fuente necesaria de problemas para el 74% de los jóvenes entre 23 y 30 años, alcanzando al 78% de los de 15 a 23 años y al 85% de los adultos.

En general, son los jóvenes de edades intermedias (23 a 30 años) quienes relativizan más los problemas derivados de los consumos, por encima incluso de los jóvenes de menor edad.
No es fácil interpretar exactamente este hecho. Quizás influya la experiencia de consumos, mayor cuando se va creciendo, un cierto cambio en la percepción en los jóvenes (por el cambio del contexto o por influencia de las estrategias educativas preventivas) y, desde luego, el haber llegado al límite de la responsabilidad adulta y a la preocupación por los hijos.