La UE detecta un aumento constante de nuevas drogas y la aparición de 'cibermercados'

El organismo europeo dedicado a estudiar el consumo de drogas en el continente ha advertido del continuo aumento de las llamadas "nuevas drogas", así como del papel cada vez más relevante que juega Internet en la compraventa de estupefacientes.
En el informe anual del Observatorio Europeo sobre Drogas y Toxicomanías (OEDT), con sede en Lisboa, los especialistas destacan la proliferación de sustancias "que no están bajo el control de la legislación internacional producidas con la intención de imitar los efectos" de drogas conocidas, cuya persecución supone un reto para las autoridades.
Alerta además de la aparición de "cibermercados" de droga, muchos de ellos sólo accesibles a través de "un software de cifrado" en los que se utilizan monedas virtuales, como Bitcoin, lo que dificulta su control y seguimiento. El documento informa sobre el creciente uso por los narcotraficantes de la llamada "Deep Web" (web profunda), vocablo utilizado para definir ese espacio en Internet "invisible", al que no se puede acceder mediante motores de búsqueda convencionales y que ya es utilizado por diferentes grupos delictivos.
Así , existen "criptomercados de drogas como Silk Road, Evolution y Agora", donde sólo se puede entrar "mediante el uso de un software cifrado que ofrece un alto grado de anonimato". "Al igual que en otros cibermercados como eBay, se ofrece a vendedores y compradores una infraestructura para realizar las transacciones y la prestación de servicios", que incluye incluso una valoración de quienes participan realizada por los propios usuarios y foros de debate. Después se usan envases camuflados para facilitar el transporte de pequeñas cantidades a través de los canales comerciales establecidos.
"El crecimiento de los mercados virtuales de droga supone un gran reto para las autoridades (...)", según reza el texto, que recuerda que "fabricantes, proveedores, minoristas, servidores de las web y los servicios de pago se reparten en diferentes países". "Es posible que los cibermercados se conviertan en un eje importante de nuestra actividad de supervisión en el futuro", sentencian.

Cambios constantes para burlar la ley

En Internet se comercializan también las llamadas "nuevas drogas", que han crecido "rápidamente durante la última década" pese a que su consumo "parece ser limitado". De hecho, en 2014 se detectaron 101 de esas nuevas sustancias, un 25 % más que el año anterior, la mayoría "cannabinoides, estimulantes, alucinógenos y opioides sintéticos" que imitan drogas "tradicionales". "Para evitar los controles, se etiquetan a menudo de forma equívoca, indicando por ejemplo que se trata de compuestos químicos en investigación y agregando en las cláusulas de exención de responsabilidad que no están destinadas al consumo humano", reza el informe.
El problema para las autoridades con las "nuevas drogas" es la velocidad a la que los productores introducen pequeños cambios en su composición química, por lo que una vez ilegalizadas ya existen otros productos similares en el mercado que no figuran en la lista de sustancias prohibidas, lo que obliga a reiniciar el proceso. Como ejemplo, el estudio señala que del centenar de sustancias detectadas en 2014, 13 "no encajan fácilmente en ninguno de los grupos bajo control" y 4 más "se usan como sustancias activas en medicamentos" por lo que a priori son legales.
De acuerdo con la información recabada hasta el momento, los productos químicos utilizados para su fabricación son mayoritariamente importados del extranjero, aunque "cada vez se elaboran más productos en Europa en laboratorios clandestinos y se venden directamente en el mercado.

Fuente: El Mundo

0 comentaris:

Publicar un comentario

No serán publicados aquellos comentarios que resulten ofensivos.