Los jóvenes españoles, segundos de la UE en consumo de cocaína y cuartos en cannabis

El consumo de drogas en España da señales de estabilización, una tendencia que se vislumbra durante los últimos años y que contrasta con los crecientes problemas de salud asociados al uso de sustancias estupefacientes. Así se desprende del informe anual elaborado a nivel comunitario por el Observatorio Europeo sobre Drogas y Toxicomanías (OEDT), basado en las estadísticas nacionales de cada país recogidas en 2013.
El número de españoles de entre 15 y 34 años que consumió al menos una vez cocaína en los doce meses anteriores a la encuesta se situó en el 3,3%, tres décimas menos que un año antes. Un porcentaje notablemente superior a la media europea (1,9%) y solo por detrás de Reino Unido (4,2%).
En el caso del cannabis, la proporción de personas de esa edad que probaron esta sustancia en los últimos doce meses se mantuvo en el 17%, exactamente la misma cifra que en el informe de 2014. El país continúa en el grupo de cabeza de la clasificación europea en esta categoría (la media comunitaria es del 11,7%), pero por detrás de Francia, República Checa y Dinamarca.
El número de españoles de entre 15 y 34 años que probaron anfetaminas en los doce meses pasados fue del 1,2%, una décima más que en el informe anterior, y los que consumieron éxtasis se situaron en el 1,5%, lo que también refleja una subida de una décima. En estos dos últimos casos, el país presenta porcentajes similares a las medias europeas. Los datos reflejan una caída significativa si son comparados con los valores recogidos a lo largo de la última década, y reflejan un retroceso coincidiendo con el estallido de la crisis económica -a partir de 2008-, lo que según los expertos puede deberse al descenso de la renta disponible de los consumidores "recreativos".
Sin embargo, las estadísticas que incluye el informe anual del OEDT muestran una subida generalizada en comparación con el estudio de 2014 en los adultos —entre 15 y 64 años— que reconocen haber probado alguna de estas drogas al menos una vez en su vida. En cocaína el porcentaje subió del 8,8% al 10,3%, en cannabis pasó del 27,4% al 30,4%, en éxtasis se incrementó del 3,6%al 4,3% y en anfetaminas aumentó del 3,5% al 3,8%. Un centenar de drogas nuevas, a un ritmo de dos por semana El organismo europeo dedicado a estudiar el consumo de drogas en el continente advirte además del continuo aumento de las llamadas "nuevas drogas", así como del papel cada vez más relevante que juega Internet en la compraventa de estupefacientes.
Los especialistas destacan la proliferación de sustancias "que no están bajo el control de la legislación internacional producidas con la intención de imitar los efectos" de drogas conocidas, cuya persecución supone un reto para las autoridades. Así, el observatorio detectó durante el año pasado un total de 101 nuevas sustancias psicotrópicas (esto representa un 25% más que el año anterior, cuando fueron 81), en una tendencia claramente alcista en los últimos años.
Con las nuevas sustancias, el observatorio europeo de drogas —que lleva 20 años monitorizando el mercado— tiene ahora bajo su radar un total de 450 sustancias, la mitad de las cuales se han descubierto en los últimos tres años. Dos grupos de drogas copan la lista de nuevas sustancias: catinonas de síntesis (31 sustancias) y los cannabinoides sintéticos (30 sustancias), que habitualmente se ponen a la venta como sustitutivos legales de estimulantes y cannabis.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2480455/0/drogas/europa/memoria-emcdda/#xtor=AD-15&xts=467263
Con las nuevas sustancias, el observatorio europeo de drogas —que lleva 20 años monitorizando el mercado— tiene ahora bajo su radar un total de 450 sustancias, la mitad de las cuales se han descubierto en los últimos tres años. Dos grupos de drogas copan la lista de nuevas sustancias: catinonas de síntesis (31 sustancias) y los cannabinoides sintéticos (30 sustancias), que habitualmente se ponen a la venta como sustitutivos legales de estimulantes y cannabis.
Cada vez más países recogen en sus estudios sobre prevalencia del consumo de drogas las nuevas sustancias. En la mayoría de países de la UE, la prevalencia del consumo de estas sustancias parece ser bajo. Sin embargo, incluso el escaso uso de estas sustancias puede ser una preocupación, debido a la severa toxicidad de algunas sustancias, advierte el observatorio.
El problema para las autoridades con las "nuevas drogas" es la velocidad a la que los productores introducen pequeños cambios en su composición química, por lo que una vez ilegalizadas ya existen otros productos similares en el mercado que no figuran en la lista de sustancias prohibidas, lo que obliga a reiniciar el proceso. Como ejemplo, el estudio del Observatorio Europeo señala que del centenar de sustancias detectadas en 2014, 13 "no encajan fácilmente en ninguno de los grupos bajo control" y 4 más "se usan como sustancias activas en medicamentos" por lo que a priori son legales. "Hay pruebas de que las nuevas sustancias psicotrópicas han funcionado como sustitutivos comerciales en momentos de baja disponibilidad y calidad de drogas ilegales establecidas", afirman los especialistas, que atribuyen la popularidad que obtuvo la mefedrona a estos factores. De acuerdo con la información recabada hasta el momento, los productos químicos utilizados para su fabricación son mayoritariamente importados del extranjero, aunque "cada vez se elaboran más productos en Europa en laboratorios clandestinos y se venden directamente en el mercado".
El mercado en Internet
Otra de las alertas del documento es la aparición de "cibermercados" de droga, muchos de ellos sólo accesibles a través de "un software de cifrado" en los que se utilizan monedas virtuales, como Bitcoin, lo que dificulta su control y seguimiento. El observatorio destaca la identificación en la última década de 650 sitios webs de venta de euforizantes. Sin embargo, ahora el reto lo presenta la web accesible solo con software cifrado, indican los expertos. En esta red (deep web, thor o dark net) se intercambian bienes de forma anónima. El informe también destaca el papel cada vez más activo que las redes sociales y las aplicaciones móviles juegan en los mercados de las drogas, ya sea en su comercialización, intercambio de información, opinión y experiencias. "Es posible que los cibermercados se conviertan en un eje importante de nuestra actividad de supervisión en el futuro", sentencian. "El crecimiento de los mercados de drogas virtuales plantean grandes desafíos a la hora de hacer cumplir la ley y las políticas de control de drogas", dice el informe. "Los actuales modelos de regulación tendrán que ser adaptados para un contexto global y virtual", indica el informe europeo. La heroína entra por el sur 
El informe destaca a su vez una reducción en la demanda de tratamiento y en los daños relacionados con la heroína, aunque preocupan varios indicadores del mercado. La ONU estima un aumento sustancial en la producción de opio en Afganistán, el país que suministra la mayor parte de la heroína consumida en Europa. Por tanto, es posible que se produzca un efecto dominó y es motivo de preocupación el aumento de las estimaciones de pureza de la heroína disponible en Europa. Según los últimos datos, en algunos países en los que se ha observado tal aumento, ha crecido también el número de muertes por sobredosis. En todo caso, hay pruebas de innovación en la oferta de heroína en los mercados europeos y cabe la posibilidad de un resurgimiento de esta droga. Entre los signos de cambio en la oferta se encuentran la detección de nuevos laboratorios de elaboración de esta droga en Europa y las pruebas de una adaptación en las rutas de tráfico y en el modus operandi de los grupos delincuentes. Continúa preocupando el tránsito de heroína de Pakistán y Afganistán hasta Europa a través de África. Cualquier posible aumento en la disponibilidad de heroína debe analizarse en el contexto del estancamiento general en la demanda de esta droga, puntualiza el observatorio europeo. El cannabis, lo más consumido
Se estima que casi una cuarta parte de la población adulta de la Unión Europea, más de 80 millones de personas, han probado drogas ilegales en algún momento de su vida. La más consumida en Europa sigue siendo el cannabis. La prevalencia del consumo de cannabis es aproximadamente cinco veces superior a la de otras sustancias. El informe señala que 79 millones de europeos lo han probado y que un 1% lo consume a diario. Según el observatorio, uno de cada diez jóvenes europeos lo ha consumido en el último año. El cannabis también representa el 80% de todas las incautaciones de droga en Europa (49% la marihuana y 28% el hachís), la mayoría en España según el estudio del OEDT, que incluye datos —mayoritariamente de 2013— de los 28 países de la Unión Europea más Turquía y Noruega. Además, la producción y el tráfico de cannabis son cada vez más importantes desde el punto de vista de la actuación de los cuerpos y fuerzas de seguridad, dada la creciente implicación de la delincuencia organizada, destaca el estudio. Los nuevos datos muestran asimismo una importancia creciente del cannabis en los sistemas de tratamiento de la drogodependencia en Europa, habiendo aumentado el número de demandas de tratamiento. El aumento lo achacan a que en algunos países el sistema de justicia deriva a los infractores por cannabis a tratamiento. En el capítulo de las estadísticas de incautaciones de droga, España sobresale en los kilos de hachís, siendo el primero de los treinta países fiscalizados, con 319 toneladas incautadas, más de la mitad del total (560.303 kilos). También es la primera nación en incautaciones de cocaína, con 26 toleadas.

Fuente: 20 minutos
El número de españoles de entre 15 y 34 años que consumió al menos una vez cocaína en los doce meses anteriores a la encuesta se situó en el 3,3%, tres décimas menos que un año antes. Un porcentaje notablemente superior a la media europea (1,9%) y solo por detrás de Reino Unido (4,2%). En el caso del cannabis, la proporción de personas de esa edad que probaron esta sustancia en los últimos doce meses se mantuvo en el 17%, exactamente la misma cifra que en el informe de 2014. El país continúa en el grupo de cabeza de la clasificación europea en esta categoría (la media comunitaria es del 11,7%), pero por detrás de Francia, República Checa y Dinamarca.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2480455/0/drogas/europa/memoria-emcdda/#xtor=AD-15&xts=467263

0 comentaris:

Publicar un comentario

No serán publicados aquellos comentarios que resulten ofensivos.